Agosto 24, 2011

La Liga Italiana está a un paso de la huelga

Con votación de 18-2, la liga rechazó este miércoles el contrato y recalcó su deseo de realizar dos enmiendas al texto.

Los clubes quieren modificar el artículo 7 para que los técnicos puedan obligar a los jugadores a quienes no quieren retener que se entrenen aparte del primer equipo o acepten una transferencia.

Los clubes también demandan la inserción de una cláusula para que los futbolistas abonen un nuevo impuesto a la solidaridad aplicado a quienes ganan más, dispuesto recientemente por el gobierno italiano como parte de su plan de austeridad.

Los jugadores anunciaron este mes que decretaron una huelga si no se firma un nuevo convenio laboral antes del comienzo de la temporada previsto para el sábado.

Las reuniones de emergencia continuaban el miércoles, y el presidente de la federación italiana de fútbol, Giancarlo Abete, se encargaría de mediar el impasse.

El conflicto entre los jugadores y la liga está planteado desde que expiró el último contrato colectivo en junio de 2010.

Los futbolistas fijaron dos fechas de huelga durante la primera mitad de la temporada anterior, que fueron evitadas gracias a acuerdos verbales a último momento.

El campeonato debe empezar el sábado con el clásico toscano Fiorentina vs. Siena y la visita del campeón Milan a Cagliari. El domingo deben jugar: Napoli vs. Genoa; Atalanta vs. Cesena; Bologna vs. Roma; Inter vs. Lecce; Lazio vs. Chievo Verona; Novara vs. Palermo; Parma vs. Catania, y Udinese vs. Juventus.

Una huelga de futbolistas canceló la primera jornada de la liga española.

Aunque hubo numerosas amenazas en los últimos años, la única vez que los futbolistas italianos de primera división hicieron huelga fue en marzo de 1996.

Entre otras cuestiones polémicas en esa ocasión estaba el llamado dictamen Bosman, que estableció el derecho de los jugadores a cambiar de club libremente tras la expiración de sus contratos y consideró ilegales los límites estrictos a los extranjeros.