Octubre 2, 2011

La Liga de Italia deja dos líderes tras su sexta fecha

La sensación del campeonato sigue siendo el Udinese, acompañado en la cumbre de Juventus. El Udi este domingo volvió a dar un recital en casa ante el Bolonia al que asedió y metió dos goles, que pudieron haber sido más si no le hubiesen anulado uno al defensa checo Basta.

Antonio Di Natale, máximo goleador de la pasada temporada, volvió a marcar, de penalti, el cuarto de su cuenta particular este año.

El Nápoles, sin el lesionado atacante uruguayo Edison Cavani, se impuso al Inter en el encuentro que Claudio Ranieri, entrenador del conjunto local, definió como "partido de campeonato", con los tantos de Campagnaro, Maggio y Hamsik, y se aupó provisionalmente, a la segunda posición de la tabla.

El Inter practicó un fútbol no demasiado vistoso con el que había derrotado al Bolonia en Liga y al CSKA en Europa, y acabó pagándolo ante un rival que, de mantener este nivel de juego y mentalidad, puede aspirar a todo.

La actuación del colegiado Gianluca Rocchi desquició a los locales, al decretar un penalti dudoso que fue el origen del primer gol napolitano, y al expulsar al centrocampista nigeriano Obi y a Claudio Ranieri en el descanso, lo que encendió las iras del máximo dirigente del club, Massimo Moratti, y del entrenador tras el encuentro.

Por su parte, el Roma de Luis Enrique logró su segunda victoria en el campeonato, la segunda consecutiva, al vencer por 3 goles a 1 a un Atalanta que hubiese llegado al Olímpico líder de no haber sido penalizado con - 6 puntos por su implicación en un escándalo de apuestas futbolísticas.

El conjunto romano se gustó el sábado: jugó fría y pacientemente, y carburó gracias a la buena conexión entre De Rossi, el español Bojan Kirkic y el argentino Osvaldo, que participaron o marcaron en dos de los tres goles de la victoria, y que se convirtieron en el referente atacante de un equipo que mostró maneras y recursos.

El Atalanta de Stefano Colantuomo, invicto hasta el sábado, desplegó sobre el terreno de juego la aguerrida personalidad que está siendo su rasgo distintivo esta temporada y logró, apenas reanudado el partido tras el descanso, su gol de la honra, el cuarto en Liga del eficaz delantero argentino Germán Denis.

El estadio Ennio Tardini, también asistió a un duelo vistoso entre el Parma y el Génova, de ida y vuelta al principio, pero que acabó 3 a 1 por el sobresaliente encuentro que jugó el mediapunta italiano Sebastian Giovinco, determinante en la victoria de su equipo.

Giovinco reinó en el centro del campo, marcó dos goles, dio la asistencia del tercero e hizo olvidar la hoy tibia amenaza del delantero argentino Rodrigo Palacio, hasta esta jornada máximo anotador de la Serie A.

Pero si la jornada de este domingo tiene un nombre propio es el del delantero alemán del Lacio Miroslav Klose, quien a sus 33 años ya lleva 3 goles, el último definitivo en la victoria de su equipo ante el Fiorentina por 2 goles a 1.

Estéril y emocionante empate a tres goles en el Novara- Catania, que no le sirve a ninguno de los equipos para rehuir la zona medio-baja de la tabla, en un partido en que el Catania se adelantó por dos veces y en el que acabó sufriendo ante un Novara que supo rentabilizar la entrada de los sustitutos Morimoto y Jedaías (Jeda).

El Palermo ganó por dos goles a un Siena incapaz de superar en ningún momento al club de la capital siciliana que, jugó prácticamente toda la segunda parte en inferioridad numérica por la cándida expulsión del centrocampista Balzaretti.

La jornada corroboró la crisis aguda del colero Cesena, que no pudo marcar ni de penalti ante el Chievo, en un partido que terminó sin goles, y el carácter imprevisible del Cagliari, que esta vez ganó cómodamente ante el Lecce por 2 goles.

En el juego que puso fin a la jornada, dos goles de Claudio Marchisio en los últimos minutos le dieron el triunfo casero al Juventus Turín sobre el Milan (2-0).

El partido, uno de los clásicos del Calcio, no tuvo un gran espectáculo pero sí a un Juventus Turín mucho más entonado y que más buscó la meta del rival. Así, tanto Marchisio (m.41) como Bonucci (m.47) gozaron de buenas ocasiones para adelantar a los locales, pero no estuvieron entonados en el remate.

El Milan, en tanto, defraudaba ofensivamente y tanto Cassano como el sueco Ibrahimovic pasaron desapercibidos. Lo más notable milanista llegó en el minuto 51, en un disparo de Boateng que se encontró con una buena intervención de Buffon.

Cuando todo parecía encaminado al empate sin goles, una acción desafortunada defensiva milanista trajo el 1-0. Bonucci intenta despejar en área pequeña y el balón golpea en Marchisio (m.87), batiendo a un sorprendido Abbiati.

Apenas dos minutos después, el Milan se quedó en diez tras serle mostrada la segunda tarjeta amarilla a Boateng; y la "puntilla" del 2-0 llegaría en el 93, con un disparo de Marchisio ante el cual no estuvo muy lucido el meta Abbiati.

El Juventus se hizo con un triunfo importante, pues además de batir a un rival que lucha por el mismo objetivo (título) mantiene la primera plaza, igualado a puntos con el Udinese, que previamente se había impuesto en casa al Bolonia (2-0). 

Resultados:

Novara 3 - Catania 3
Cesena 0 - Chievo 0
Fiorentina 1 - Lazio 2
Lecce 0 - Cagliari 2
Palermo 2 - Siena 0
Parma 3 - Génova 1
Udinese 2 - Bolonia 0
Juventus 2 - Milan 0  

Sábado:

Roma 3 - Atalanta 1
Inter 0 - Nápoles 3

Temas relacionados: