Noviembre 24, 2011

Osvaldo, a Argentina: “espero que se arrepientan" por no convocarme

"Espero que se arrepientan. Porque si excluimos a Messi, dentro del campo me la juego con todos", dijo el delantero que debutó con la selección italiana tras la llamada de Cesare Prandelli.
Osvaldo llegó a Italia hace casi seis años y en 2007 obtuvo la nacionalidad italiana, y luego de haber jugado para los equipos Lecce, Fiorentina, Bolonia y la pasada temporada en el Español, está viviendo sus mejores años con el Roma.

"No me arrepiento de haber venido a Italia pero apenas llegué a Bergamo aquel 12 de enero, día que cumplía 20 años, y encontrarme solo y bajo la nieve me daban ganas de llorar", señaló el jugador.

Asegura que ha sido España el país que le ha hecho entender que es fuerte. "Me ha dado confianza", explicó.

En el club romano ya le consideran el heredero de Gabriel Batistuta, quien jugó dos temporadas en el Roma, pero Osvaldo asegura: "Somos diferentes. Cada balón que él tocaba era para hacer gol. Era más poderoso, más concreto, quizás yo soy más técnico".

En la entrevista explica que si no fuera futbolista sería músico y probablemente lo sea después de retirarse: "Estudio guitarra y piano. No soy un amante del fútbol. Lo juego y basta, luego me desconecto".

Mientras que aseguró que los técnicos a quienes más le debe son su entrenador en el Español, Mauricio Pochettino, "por la confianza" y Zdenek Zeman por los movimientos ofensivos.

"Él (Zeman) y Luis Enrique se parecen: buscan siempre el gol", consideró.

El deportista también respondió preguntas sobre la crisis económica. Para él no existe comparación entre la crisis de Argentina de los años 90 con la que está atravesando Italia hoy: "Aquí hay dificultades, pero allá era realmente duro. Había gente que asaltaba a los supermercados porque no tenía nada de comer. Recuerdo que mi papá trabajaba en una fábrica por diez horas y después no comía para dejarlo a nosotros. Era otra historia".

Y de tener poco y pasar necesidades Osvaldo pasó a ganar mucho dinero. "Es cierto, pero no es mi culpa. Si pienso que un médico gana menos pienso que es un extraño mundo. Sin embargo, el fútbol da trabajo a muchas personas, aunque sí es verdad que ciertas cifras son exageradas".

Temas relacionados: