Diciembre 28, 2011

Grandes jugadores de Italia estarían involucrados en fraudes

Los nombres de estos tres jugadores aparecieron en una llamada telefónica grabada a uno de los supuestos implicados en la red, aunque por el momento no se dispone de ninguna prueba, informan los medios italianos.

En concreto, se trata de una interceptación a Nicola Santoni, exfutbolista y preparador físico del Ravenna en las categorías inferiores. Santoni asegura en dicha conversación que "todo el fútbol está trucado" y después se refiere a Buffon, del que dice que "juega entre 100.000 y 200.000 euros al mes".

Asimismo, Santoni asegura en las escuchas obtenidas por los investigadores que tanto "él (Buffon) como Cannavaro y Gattuso están enfermos".

Pese a estas manifestaciones hechas por Santoni, los investigadores subrayaron que no se dispone de ninguna prueba contra los internacionales italianos.

Además de las escuchas telefónicas a Santoni, en las últimas horas también salieron a la luz filtraciones sobre el interrogatorio de Carlo Gervasoni, jugador del Piacenza e implicado en la trama, que se habría referido a tres encuentros ‘sospechosos' de la pasada temporada pertenecientes a la Primera División italiana.

Gervasoni habría señalado el Palermo-Bari, el Lazio-Génova y el Lecce-Lazio, como encuentros que llamaron la atención de los organizadores de la red que amañaba los encuentros y en cuyo resultado habrían intentado influir a través de la "compra" de diferentes jugadores.

Sin embargo, los investigadores, al igual que en el caso de Buffon, Cannavaro y Gattuso, deben todavía verificar estas informaciones.

El pasado 19 de diciembre la Policía italiana arrestó a 17 personas, entre ellas el excapitán del Atalanta y exjugador del Mallorca español Roberto Doni, acusadas de amañar encuentros para conseguir beneficios a través de las apuestas.

A estos arrestos se llegó a raíz de una investigación surgida de las pesquisas del año pasado sobre una red de apuestas clandestinas y por las que ya se había detenido a 16 personas, entre ellas a Giuseppe Signori, exdelantero del Lazio y Sampdoria, bajo la acusación de amañar partidos de Segunda y Tercera División sobre los que posteriormente apostaban para conseguir beneficios.

A raíz de dicha investigación, el Atalanta, actualmente en la Serie A, fue penalizado por la Justicia Deportiva italiana con 6 puntos, mientras el Chievo llegó a un acuerdo por el que pagó 80.000 euros por su "responsabilidad objetiva" en la trama.

Según los resultados de las nuevas pesquisas, los detenidos del pasado 19 de diciembre formarían parte de una red de apuestas a nivel internacional que se encargaba de amañar sobre todo partidos de las divisiones inferiores de campeonatos en Europa del Este e Italia.