Marzo 1, 2012

Milan y Juventus escribirán un nuevo capítulo en la lucha por el título

En la pasada jornada, el empate en el clásico entre el Milan y el Juventus dejó las cosas como estaban en la clasificación, con el equipo rojinegro con un punto de ventaja sobre el Juventus, que tiene un partido menos que recuperará el próximo 7 de marzo.

Pero también dejó polémicas por el gol fantasma del Milan y las declaraciones del portero juventino Gian Luigi Buffon, quien dijo que nunca reconocería que el balón entró, así como por el puñetazo en el estómago del francés Philippe Mexes a Marco Borriello.

Por ello, en la vigésima sexta jornada los equipos saldrán a dejar atrás las polémicas para evitar cualquier pinchazo que puede ser fatal a estas alturas.

El Milan viaja a Palermo de nuevo con bajas importantes como las de Alessandro Nesta, del ghanés Kevin Prince Boateng y de Philippe Mexes, este último sancionado con tres partidos por un puñetazo a un rival.

Pero el técnico Massimiliano Allegri podrá contar tras las tres jornadas de sanción con el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, que será importantísima debido a la nueva ausencia del brasileño Pato.

Por su parte, el Juventus recibe al Chievo Verona después de coleccionar cuatro empates en casa, por lo que no se puede permitir más errores si quiere seguir los pasos del Milán.

El técnico juventino Antonio Conte tiene el problema de buscar sustitutos a los sancionados Simone Pepe y al chileno Arturo Vidal, por lo que podría idear un ataque formado por Alessandro Matri y Fabio Quagliarella y con el paraguayo Marcelo Estigarribia escoltándoles.

Mientras Juventus y Milan zanjarán su duelo personal el sábado, el domingo toda la atención estará en el derbi capitalino entre que Roma y Lazio, al que ambos equipos llegan cargados de tensión por todo lo que ocurrió durante la semana.

El Roma llega al partido más importante de toda la temporada después de encajar 4 goles ante el Atalanta, que dejó temblando el banquillo de Luis Enrique, pero también arrastrando la polémica por la decisión del técnico español de excluir del encuentro a uno de los hombres claves Daniele de Rossi, oficiosamente como castigo por llegar tarde a la reunión técnica.

Además, Luis Enrique tendrá que renunciar al argentino Pablo Osvaldo y a Marco Casetti, que fueron expulsados en el encuentro contra el Atalanta y también será importante la ausencia por lesión del argentino Fernando Gago.

Para Luis Enrique, muy alejado del tercer puesto que da la oportunidad de disputar la próxima edición de la Liga de Campeones, el derbi se convierte en el partido más importante de la temporada, pues los ‘tifosi' podrían no perdonar al asturiano la derrota.

El Lazio, que no ganan el derbi cuando el Roma pone campo desde 1998, llega al partido también cargado de tensión después de que el entrenador Edy Reja presentase su dimisión antes del encuentro contra el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón.

El equipo romano fue eliminado por los ‘colchoneros' y Reja decidió finalmente quedarse en el equipo para terminar la temporada, pero su futuro también podría depender de este partido.

El Lazio, que, a pesar de todos los problemas, sigue ocupando la tercera posición junto con el Udinese, tiene también el problema de las bajas, pues no estarán en el derbi los defensa Luciano Zauri y el bosnio Senad Lulic, que se unió a la ya larga lista formada por Brocchi, Cana, Stankevicius y Rocchi.

Reja intentará recuperar a su estrella y máximo goleador el alemán Miroslav Klose, quien fue determinante para la victoria 2-1 en el derbi de la primera vuelta, pero que recibió un duro golpe este miércoles en el amistoso de su selección contra Francia.

"El derbi es un partido especial, una emoción única. Cuando sales al campo te olvidas de todo: clasificación, campeonato y el resto de resultados. El público te hace sentir cuánto es importante este encuentro y lo demás no cuenta", así describió este miércoles el derbi romano el centrocampista del Lazio oriundo argentino Cristian Ledesma.

En el resto de encuentros, el peor Inter de los últimos años intentará romper la racha con una victoria contra el Catania, mientras que el Udinese se medirá al Atalanta.

Otros partidos son Parma-Nápoles, Bolonia-Novara, Fiorentina-Cesena, Lecce-Génova, Siena Cagliari y Udinese-Catania.

 

Temas relacionados: