Marzo 3, 2012

Milan se niega a soltar el liderato del Calcio

Tras cumplir con tres fechas de suspensión, Ibrahimovic volvió de inmediato a perforar las redes adversarias y marcó a los 21, 31 y 35 minutos. El cuarto tanto fue del brasileño Thiago Silva a los 59. Ibrahimovic alcanzó a Antonio Di Natale del Udinese como goleador del torneo con 18 tantos.

Ibrahimovic dio un recital en el primer tiempo, en el que batió al portero del Palermo Emiliano Viviano con dos zurdazos y un derechazo, todos goles de gran manufactura.

En el encuentro jugado en Palermo, el equipo local sufrió de inmediato la agresión del Milan que salió a la cancha a resolver rápidamente el encuentro.

De hecho, en los primeros seis minutos el Milan tuvo cuatro claras ocasiones de gol, mientras el Palermo llegó al arco de Christian Abbiati recién a los 24 minutos con un cabezazo potente del delantero croata Igor Budan, que salió levemente desviado.

A los 39, Ibrahimovic estuvo a punto de alcanzar el cuarto gol con un tiro que alcanzó a desviar con el pie el portero del Palermo. Viviano también le atajó un cabezazo a quemarropa.

Tras ser vapuleado por el Siena con un contundente 4-1 en la fecha anterior, el Palermo tuvo la mala suerte de recibir a un Milan que llegaba con un Ibrahimovic descansado y motivado.

Junto al delantero sueco estuvo el brasileño Robinho, mientras el técnico Massimiliano Allegri volvió a perder por 15 días a Alexandre Pato, que sufrió una nueva lesión muscular.

En el segundo tiempo no cambió la música, y el Milan estuvo cerca de aumentar su botón, aunque sacó el pie del acelerador.

El paraguayo Edgar Barreto golpeó un palo del arco milanista a los 61 minutos, en una de las pocas acciones de peligro del Palermo.

A pesar de los cuatro goles, Viviano evitó una catástrofe aún mayor y fue el mejor jugador de su equipo con importantes atajadas.

Con 34 puntos, Palermo está en la mitad de la tabla de posiciones.

En otro juego, el Juventus, que afrontó el duelo presionado y urgido por la victoria encarriló el choque ante el Chievo a los veinte minutos, con un gol de Paolo De Ceglile.

Sin embargo, no cerró el choque. Y a falta de un cuarto de hora, un tanto del francés de origen senegalés Boukari Dramé, a centro de Davide Moscardelli, estableció el empate.

Temas relacionados: