Marzo 29, 2012

Dos huesos duros de roer tendrán Milan y Juventus en su lucha por el título

Para el Milan, el peor rival que le podía tocar para continuar defendiendo el liderato en estos momentos era el Catania de los argentinos, que lleva cinco partidos sin conocer la derrota.

"Una trampa, un partido importante, un encuentro decisivo para el 'scudetto' (el título de liga)", así definía el entrenador del Milan, Massimiliano Allegri, el choque del próximo sábado contra el Catania, el equipo más en forma del momento.

El equipo de Allegri llega a su cita liguera después de haber superado con un "justo aprobado" (un empate 0-0), el partido de ida contra el Barcelona de cuartos de final de Liga de Campeones, pero que le dio la tranquilidad de saber que el pase es aun posible.

En la liga, con el Juventus a cuatro puntos, cada partido se convirtió en una final y Allegri no variará la formación que jugó contra el equipo azulgrana, sobre todo porque tampoco tiene muchos mas jugadores disponibles.

En ataque repetirán el sueco Zlatan Ibrahimovic, el ghanés Kevin Prince Boateng, pero Allegri tendrá que decidir si dar espacio a Robinho, muy desdibujado contra el Barcelona, o si optar por Maxi López.

El técnico del momento Vicenzo Montella está convencido de que se puede ganar al Milan, al igual que la afición que acudió numerosa, cerca 2.000 personas, a uno de los entrenamientos de la semana para pedir a sus pupilos la victoria.

Montella recupera al defensor Marco Motta, quien saldrá como titular, y volverá a poder contar con todo el grupo argentino como en el pasado encuentro liguero en el que jugaron desde el portero Juan Pablo Carrizo a Nicolás Spolli, Pablo Barrientos, Sergio Almirón, Alejandro Gómez y Gonzalo Bergessio y luego entraron en el segundo tiempo Adrián Ricchuti y Ezequiel Llama.

Por su parte el Juventus recibe al Nápoles, en un encuentro muy interesante para el campeonato, pero también en vista de la final de la Copa Italia en la que ambos se volverán a ver las caras.

Para el encuentro contra el Nápoles, el técnico Antonio Conte parece estar pensando repetir la presencia de Alessandro del Piero, el veterano capitán que tras pasar media temporada en el banquillo volvió a ser decisivo con el gol que marcó al Inter en la pasada jornada.

El Nápoles aun se tiene que recuperar de la remontada del Catania en la pasada jornada, que consiguió el empate en los últimos minutos, y que le ha alejado del ansiado tercer puesto.

Para el partido estrella de la jornada, el técnico napolitano Walter Mazzarri repetirá formación con Campagnaro, Cannavaro, Aronica; Maggio, Gargano, Inler, Zuniga y el tridente Hansik, el argentino Lavezzi y el uruguayo Cavani.

Del pinchazo del Nápoles y del Udinese, se benefició el Lazio que se afianzó en el tercer puesto y aumentó su distancia, pero ahora tendrá que demostrar que se merece esta plaza con una victoria ante un Parma al borde de la zona descenso.

La próxima jornada servirá para ver cómo funciona la nueva Inter del joven Andrea Stramaccioni, hasta ahora técnico de la cantera interista y que fue llamado a sustituir a Claudio Ranieri, destituido tras perder 2-0 contra el Juventus.

El Roma del técnico español Luis Enrique, que no pudo superar al Milan en la pasada jornada, tiene la posibilidad de desquitarse contra un Novara que lucha por no volver a la Serie B (la Segunda División).

En el resto de los encuentros, el Udinese intentará no perder el paso del Lazio en su choque contra el Siena, mientras que se medirán Bolonia-Palermo, Cagliari-Atalanta, Fiorentina-Chievo y Lecce-Cesena.

Temas relacionados: