Abril 5, 2012

"Mis pies siguen siendo buenos, ahora hay que ver mi forma física": Cassano

"Si regreso y estoy bien perfecto. Si después de tres, cuatro, seis meses o un año, me doy cuenta de que no me tengo en pie entonces puedo saludar a todo el mundo e irme a casa. Quiero que la gente recuerde al Cassano bueno, no al que provoca compasión", afirmó el jugador de Bari en una entrevista con el programa televisivo "Studio Sport".

Cassano admitió que antes de la operación tuvo miedo, sobre todo por sus seres queridos: "Si no les hubiera tenido a ellos, ningún problema, pero hacer sufrir a los demás es lo que más odio".

El delantero quiso agradecer el apoyo del Milan durante su recuperación, así como las muestras de cariño que recibió entre sus compañeros de profesión.

"Desde el Real Madrid al Barcelona, de (Jose) Mourinho a (Fabio) Capello, me llamó todo el mundo, también (Andrés) Iniesta. He entendido cuanto me aprecia la gente, sobre todo como hombre, que es lo que más cuenta", manifestó el 'talentino' de Bari.

Sobre la eliminación del Milan en cuartos de final de la Liga de Campones al caer en el Camp Nou por 3 a 1 ante el Barcelona, Cassano comentó: "Cuando (Leo) Messi tiene un buen día es difícil, muy difícil. Solo si un volcán entra en erupción y hacen (el Barça) cuarenta horas de autocar les puedes ganar".

El jugador italiano se refirió así a la eliminación del Barcelona en semifinales de la Liga de Campeones en 2010 por el Inter de Milán, cuando para jugar el partido de ida tuvieron que viajar hasta la capital lombarda en autocar a causa del cierre de gran parte del espacio aéreo europeo por la nube de cenizas provocada por la erupción de un volcán en Islandia.

Cassano fue operado el pasado noviembre para cerrar un pequeño orificio en una de las aurículas del corazón que le había provocado una leve isquemia cerebral, y después de cuatro meses fue autorizado a empezar a hacer algo de ejercicio.

El delantero acusó esta afección al regresar a Milán de madrugada tras el encuentro que el 29 de octubre disputó su equipo contra el Roma y los médicos le diagnosticaron una leve isquemia cerebral debido a lo que se llama un foramen oval permeable (FOP), es decir un orificio que separa la aurícula derecha de la izquierda y que normalmente se cierra después de nacer.