Abril 30, 2012

Roma ya piensa en un nuevo emperador: André Villas-Boas

Según "Corriere dello Sport", Luis Enrique podría abandonar el club a final de temporada y tomarse un año sabático como el entrenador del Barcelona, Pep Guardiola.

"Corriere dello Sport" explica que el pasado viernes el técnico español parecía dispuesto a tomar las riendas "y desafiar el viento hostil" para volver a ponerlo su favor, en alusión a las críticas recibidas de la prensa y de los aficionados, que en los últimos tiempos le han pedido que se vaya.

Sin embargo, destaca el periódico, todo esto fue antes del encuentro liguero del sábado, en el que el Roma cerró con un empate a dos ante el Nápoles, alejando al equipo de una posible conquista del tercer puesto del campeonato, que le daría acceso a la Liga de Campeones.

Asimismo, recuerda las declaraciones de Luis Enrique, que tras el encuentro dejó la decisión de su futuro para el final de temporada, en las que al ser preguntado por la posibilidad de un año sabático respondió: "Veremos, nunca se sabe. Incluso si la entidad quiere que me quede yo soy una persona particular, vamos a esperar".

Por todo ello, el rotativo pone en duda que ‘Lucho' quiera seguir entrenando al Roma el próximo año y asegura que también entre los responsables del club se comienza a tomar conciencia de esa posibilidad, pese a que siempre han expresado su apoyo al técnico.

Un apoyo que el director deportivo del Roma, Franco Baldini, hizo evidente al responder a quienes pedían la dimisión de Luis Enrique que el técnico español merece otro año.

Así, ante la posibilidad de la marcha de Luis Enrique, "Corriere dello Sport" señala la preferencia del propio Baldini por Villas-Boas en el caso de que fuera necesario sustituir al español.

El portugués, tras ser destituido como entrenador del Chelsea, tan solo ocho meses después de tomar las riendas del banquillo de los 'blues', todavía no ha alcanzado ningún acuerdo con otro club y para el Roma el portugués representa una continuidad al trabajo de Luis Enrique.