Mayo 4, 2012

“Mi gesto fue deplorable, pero humanamente comprensible”: Delio Rossi

Rossi apareció este viernes frente a los periodistas para excusarse y también despedirse de ellos y de la afición después de haber sido destituido tras este gesto, que además le ha costado tres meses de inhabilitación.

El extecnico de Atalanta, Lazio y Palermo agredió a Adem Ljajic, después de que este le aplaudiese irónicamente tras ser sustituido y después le dirigiese algunas palabras, cuando el Fiorentina perdía 0-2 en casa ante el Novara.

El "Señor Rossi", como le llamaban en Italia por ser un técnico educado, tímido y nunca polémico, apareció conmocionado y con un discurso improvisado comenzó pidiendo disculpas a la ciudad, al club, a todo el equipo, a la afición, y también a Ljajic.

Pero después Rossi lanzó críticas. "Me gustaría matizar que he visto tantos moralistas y buenistas que se permiten dar juicios de valor sin haber vivido la situación, sin saber la historia de un hombre, sin saber de quién hablaban".

Rossi explicó una carrera en sus inicios dedicada a los niños, a los trabajadores, a quienes enseñaba a jugar al fútbol y como nunca había levantado un dedo contra nadie, ni siquiera a sus hijos.

"Pero hay algunos puntos por los que no transijo: el respeto por mi persona, por el trabajo, por el equipo que entreno y por mi familia. Se tocó todo esto", dijo.

Por ello, añadió: "Mi gesto ha sido deplorable, pero humanamente comprensible".

Los medios de comunicación se hacen eco de algunos rumores en los que se asegura que Ljajic le dijo: "Eres más retrasado que tu hijo".

Después el Señor Rossi no quiso entrar en más polémicas y lanzó un llamamiento a la afición "viola" al pedirles que sigan apoyando a su equipo que con seguridad permanecerá en la Serie A (la primera división italiana).

Una afición que a pesar de la agresión siempre apoyado a Rossi al considerar que a veces "un niñato como Ljajic se merece dos nalgazos".

Por ello, colgado en una de las entradas del estadio Artemio Franchi, donde se produjo la declaración de Rossi, apareció una pancarta en la que se leía: "Tu, un hombre te has demostrado, aunque de mercenarios rodeado".

A su salida, Rossi fue rodeado de unos cincuenta aficionados de "la Fiore" que le abrazaron entre lágrimas y le pidieron "que no se quitase el traje oficial del club" que aun llevaba el técnico.

En las redes sociales, los aficionados se pusieron de la parte de "un profesional veterano como Rossi" que hizo bien en dar "una lección a un niño mimado".

"Yo estoy al lado de Delio", "Delio un hombre de verdad", "No sé lo que le dijo ese niñito, pero apoyo a Delio", son algunas de las frases de los amantes del fútbol.

Pero después de los artículos aparecidos en la prensa en las que se criticaba duramente "la violencia" y "cualquier agresión", los medios de comunicación dan paso a análisis de las debilidades y los nervios que puede perder cualquier hombre.

"La ira funesta del tímido señor Rossi", es el título de un artículo aparecido en portada del diario "Corriere della Sera" en la que su autor, Emanuele Tervi, asegura que "todos nos sentimos superiores solo porque hasta ahora no nos hemos encontrado en el camino a nuestro Ljajic".

 

Temas relacionados: