Mayo 8, 2012

22 clubes son investigados en Italia por arreglo de partidos

Mediante un comunicado, la FIGC informó este martes del número de personas y entidades para las que dispone el procesamiento deportivo, toda vez que este jueves será notificado a las partes, por lo que se podrá conocer el nombre de cada uno.

La disposición de procesamiento afecta a 22 clubes italianos y 61 personas físicas, entre ellas 52 futbolistas en activo en el momento de las supuestas irregularidades y cuatro directivos, así como a 33 partidos de fútbol, entre ellos, 29 de la Segunda División (Serie B) y 2 de diferentes ediciones de la Copa de Italia.

Según asegura en su página web el diario deportivo "La Gazzetta dello Sport", que cita "filtraciones" de la investigación, entre los clubes que serán procesados por la Justicia deportiva italiana se encuentran el Atalanta, el Novara y el Siena, que esta temporada militan en la Primera División (Serie A).

El escándalo por el supuesto fraude en las apuestas deportivas saltó a la luz el pasado junio, cuando la Fiscalía de Cremona (norte de Italia), que llevó la investigación por la vía penal, ordenó la detención de 16 personas, a las que se sumaron otras 17 en diciembre y dos más el pasado febrero.

Entre los detenidos en diciembre figuraba el excapitán del Atalanta y exjugador del Mallorca español Cristiano Doni, mientras que entre los arrestos de junio estaba el de Giuseppe Signori, exdelantero de Lazio y Sampdoria.

A ellos la Fiscalía de la FIGC les acusa de "haberse asociado a fin de cometer una serie indeterminada de irregularidades disciplinarias, entre las que se encuentran irregularidades deportivas y realización de apuestas ilícitas".

Considera además que estas personas operaban "con conductas destinadas a alterar el desarrollo regular y el resultado de partidos de los campeonatos nacionales con el objetivo de enriquecerse ilícitamente".

Los investigadores creen que condicionaron o intentaron condicionar durante varios meses y hasta la pasada temporada los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano para conseguir importantes beneficios a través de las apuestas deportivas.

Ese supuesto amaño de los partidos lo pudieron llevar a cabo a través de posibles pactos verbales y acuerdos de tipo monetario con sus protagonistas para asegurar el resultado y el posterior beneficio en las apuestas deportivas.

A raíz de dicha investigación, el Atalanta, actualmente en la Serie A, fue penalizado por la Justicia Deportiva italiana con 6 puntos, mientras que el Chievo llegó a un acuerdo por el que pagó 80.000 euros por su "responsabilidad objetiva" en la trama.

 

Temas relacionados: