Agosto 2, 2012

Inter de Milán tendrá nuevo estadio gracias a sus nuevos inversionistas

La compañía que gestiona el equipo italiano, Internazionale Holding Srl., alcanzó un acuerdo para la compra de una considerable participación del club por parte del grupo de inversores chinos, según anuncia este jueves el diario local "Shanghai Daily" y el propio portal oficial del Inter.

Según el acuerdo, la familia del actual presidente del club, Massimo Moratti, seguirá controlando la empresa gestora del equipo, pero a partir de octubre se incluirá entre su mesa de directivos, en representación de los nuevos accionistas chinos, a tres personas identificadas como Kamchi Li, Kenneth Huang y Fabrizio Rindi.

Según Moratti, esta alianza contribuirá al fortalecimiento de la futura cooperación deportiva entre China e Italia, aunque por ahora se desconoce incluso qué porcentaje de las acciones del club pasará a manos orientales.

"Queremos ofrecer nuestra experiencia a nuestros amigos chinos", con el objetivo de acercar más el fútbol a las nuevas generaciones de chinos, "con un importante objetivo que no es solo deportivo, sino también social", añadió Moratti en declaraciones a la agencia oficial china Xinhua.

Como primer paso tangible de esta cooperación, Moratti señaló la próxima construcción, por parte de una firma china, de un nuevo estadio de fútbol para el Inter, que por ahora comparte las instalaciones de San Siro con su gran rival de la misma ciudad, el AC Milan.

La constructora será el Grupo de la Oficina Ferroviaria Número 15 de China, una empresa controlada por CRCC, una de las mayores constructoras del planeta.

En los próximos meses se elegirán las potenciales ubicaciones para el nuevo estadio, se seleccionará el equipo para llevar a cabo el proyecto y se solicitarán las autorizaciones pertinentes, con el objetivo de inaugurar el nuevo estadio en 2017.

"Las ideas surgen cuando gente diferente comparte una visión común del futuro, y hemos tenido mucha suerte de conocer a gente de nuestra misma opinión", dijo Moratti, quien considera el proyecto del estadio como "muy importante para el Inter", por los recursos que reportará y por la afición que puede crear en ambos países.

Para Moratti, el acuerdo con sus misteriosos socios chinos, de los que el club no reveló por ahora más información, supone "una revolución en la percepción del fútbol y en la relación entre distintos clubes del mundo, ya que es una colaboración que lleva asociado un mensaje muy fuerte", concluyó.