Agosto 22, 2012

Antonio Cassano cambió al Milan por el Inter

En un comunicado, el Inter de Milán anuncia que la aventura de Antonio Cassano con el club inicia este miércoles con la llegada del delantero al centro deportivo ‘Angelo Moratti', donde fue recibido por el entrenador Andrea Stramaccioni y el capitán del equipo, el argentino Javier Zanetti.

Se trata de una llegada anhelada por el presidente 'interista', Angelo Moratti, en un cortejo que duró trece años y que en el pasado llevó al máximo responsable del Inter a tentar al menos en tres ocasiones el fichaje del 'talentino' de Bari por el club 'nerazzurro'.

El propio Moratti calificó la operación de "interesante" y aseguró que cree que tanto el club como el entrenador piensan que la llegada de Cassano "será útil" e irá bien al equipo porque es "un jugador divertido e interesante".

Con el anuncio del Inter se cierra la negociación entre los dos clubes milaneses por el delantero, que en los últimos días ocupó las páginas de la prensa italiana, aunque por el momento no se dieron a conocer las cifras oficiales de la operación.

Sin embargo, el diario deportivo ‘La Gazzetta dello Sport', cercano a los dos clubes milaneses, señala que el contrato de Cassano es de dos años y para hacer posible su llegada el Inter, además de ceder a Pazzini, pagará 7,5 millones de euros en tres años al Milan.

Cassano llega al Inter tras poco más de un año y medio en el Milan, donde vivió uno de los momentos más delicados de su carrera deportiva al sufrir una leve isquemia cerebral a consecuencia de un foramen oval permeable (FOP), es decir un orificio que separa la aurícula derecha de la izquierda y que normalmente se cierra después de nacer.

El delantero acusó esta afección mientras regresaba junto a sus compañeros de equipo del encuentro disputado contra el Roma el 29 de octubre de 2011 y pocos días después fue operado para cerrar el pequeño orificio.

Tras recibir el alta médica, Cassano volvió a ser convocado casi cinco meses después de su operación, aunque entonces el delantero aseguró que si tras un tiempo en los terrenos de juego se daba cuenta de que no podía tenerse en pie entonces se iría a casa.

"Quiero que la gente recuerde al Cassano bueno, no al que provoca compasión", afirmó entonces el jugador de Bari.

En Italia Cassano jugó en el Bari, el Roma y en el Sampdoria, además de en el Milan, mientras que entre 2005 y 2007 vistió la camiseta del Real Madrid.

Su salida del Sampdoria para recalar en el Milan llegó tras un rifirrafe con el presidente del club genovés, Riccardo Garrone, quien le mantuvo apartado de los entrenamientos varias semanas.

Precisamente Moratti fue interpelado sobre el carácter conflictivo demostrado por el jugador y a la pregunta de si tenía intención de poner firme a Cassano respondió: "No, tiene la personalidad suficiente para hacerlo él mismo."

Por su parte, Cassano ya dio sus primeras declaraciones sobre su llegada al Inter, club en el cual él siempre quiso jugar. "Finalmente, tras una eternidad, llego a mi equipo", declaró.

"Para mí es muy importante este momento porque cuando sigues a un equipo y al final logras jugar en él quiere decir que has logrado el máximo", afirmó el 'talentino' de Bari.

"Ahora -dijo Cassano- mi primer deseo es el de partir con mi equipo para hacerlo bien cuanto antes, ya desde el encuentro contra el Pescara", al que el Inter se enfrentará este fin de semana en la primera jornada liguera.

El delantero de Bari desveló además que el número de su camiseta será el 99: "A nivel afectivo estoy muy atado a este número. Pregunté si era posible escoger el 99 y me han dicho que no había problema".