Septiembre 24, 2012

La Roma le ganó el partido al Cagliari desde los estrados judiciales

Tosel dio este lunes los tres puntos al equipo visitante, la Roma, después de que éste presentara un reclamo por la suspensión del encuentro, dispuesta en la madrugada del domingo por la Delegación del Gobierno italiano en Cagliari, la capital de la isla de Cerdeña.

La Delegación del Gobierno decidió aplazar el partido, correspondiente a la cuarta jornada de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana, por la intención del club local de dejar entrar a los aficionados al campo, tras haber llamado a sus hinchas para que acudieran a él desde su página web.

El Estadio Is Arenas, localizado en el municipio de Quartu S'Elena, aún no cuenta con el permiso para permitir la entrada de público, lo que confinó al Cagliari a jugar su primer encuentro como local esta temporada a puerta cerrada, después de disputar los últimos de la pasada en la ciudad de Trieste (noreste de Italia) tras dejar el viejo Estadio Sant'Elia.

Tosel explica en su dictamen que con el llamado a los aficionados a acudir al estadio el domingo, el Cagliari incurrió en una "evidente violación" de las disposiciones de las autoridades en materia de seguridad pública y que ello constituyó la "causa directa" de que el partido finalmente no se jugara, por lo que es directamente responsable.

Temas relacionados: