Noviembre 25, 2012

Milan le ganó 1-0 a Juventus, que encajó su segunda derrota de la temporada

Un gol anotado de penalti por el brasileño Robinho, a la media hora de juego, dio la victoria casera al Milan sobre el líder Juventus (1-0), en el partido estrella de una "extraña" decimocuarta jornada, iniciada el pasado sábado y que se cerrará el próximo martes.

El que en otros tiempos era uno de los duelos más esperados y decisivos del Calcio, devaluado en esta última campaña por el mal inicio del Milan, se resolvió desde el punto de penalti a la merced a una mano del chileno Mauricio Isla tras un remate de cabeza de Marchisio.

Un penalti claro, que materializó Robinho pese a que el portero juventino Gianluigi Buffon estuvo a punto de atajarlo y que trae una derrota ‘bianconera' que puede apretar la lucha por el título si este lunes el Inter de Milán, segundo clasificado y a cuatro puntos, se lleva el triunfo en su visita al Parma.

El partido resultó igualado, con un Juventus que tuvo más el balón pero que, tras encajar el penalti de Robinho, se encontró con un rival cerrado, que supo defender "con sangre" su preciada ventaja y apenas concedió claras ocasiones de gol al rival. Además, el Milan al contragolpe en la segunda mitad pudo haber ampliado su ventaja.

Pudo llegar el empate de la Juventus a poco del final, cuando Constant salvó un remate de Vucinic con el portero milanista ya jugado. Pero todo se cerró con un triunfo milanista que aleja de momento los aires de crisis que merodeaban el equipo.

Temas relacionados: