Febrero 21, 2013

La jornada del fútbol italiano estará adornada por el Milan-Inter

El clásico será el partido estrella de la vigésima sexta jornada del campeonato, en la que Nápoles intentará con una victoria contra Udinese dar el asalto al líder, Juventus, y recortar los cuatro puntos que les distancian.

Los dos equipos milaneses llegan a este derbi en situaciones completamente opuestas, mientras que los ‘rossoneri' saldrán pletóricos después de la gran victoria contra Barcelona por 2-0, Inter llegará tras la importante derrota de la pasada jornada contra el Florentina por 4-0 y el duro encuentro contra Cluj en Europa League.

El técnico de Milan, Massimiliano Allegri, podrá contar para este partido con Mario Balotelli, que no puede jugar en Champions.

Balotelli no fue necesario contra los culés, pero el exdelantero del City marcó en todos los encuentros que ha jugado desde que llegó a Milan.

El derbi podría servir al Inter de Andrea Stramaccioni para salir de la crisis y por ello en el encuentro contra Cluj dio descanso a algunos de sus titulares.

Nápoles intentará dar el zarpazo que espera desde hace tiempo para acercarse al "scudetto" y por ello el técnico, Walter Mazzarri, ha preferido dar descanso a algunos de sus hombres, sobre todo porque tras la derrota en la ida por 3-0 contra Viktoria Plzen el pase a octavos se hace muy cuesta arriba.

Tras la amarga derrota contra Roma en la pasada jornada (1-0), Juventus no quiere más sustos y contra un Siena que lucha por no retroceder saldrá al campo con la necesidad de no ceder ni un solo punto.

El técnico juventino, Antonio Conte, puede que opte por nuevas estrategia sobre todo porque seis de sus titulares podrían, en caso de recibir una tarjeta amarilla, saltarse el importante duelo de la próxima jornada contra Nápoles.

Si Milan e Inter lucharán por el tercer puesto, también tendrán que contar con Lazio, que ha arrojado por la borda su gran temporada con tres derrotas seguidas.

Lazio capaz de bordar partidos contra los grandes se demuestra débil con los equipos más humildes por lo que todo indica que con el penúltimo de la clasificación, Pescara, se tendrá que empeñar al máximo si no quiere perder la tercera plaza.

En el resto de los encuentros, en la lucha por el descenso, el "farolillo rojo", Palermo, se medirá contra Génova.

Otros partidos serán Sampdoria-Chievo, Atalanta-Roma, Bolonia-Fiorentina, Cagliari-Torino y Parma-Catania.

Temas relacionados: