Mayo 25, 2013

Crisis en los banquillos del Calcio: casi todos los clubes cambian de técnico

El fútbol italiano termina la temporada con un auténtico baile de banquillos después de que el entrenador del Nápoles, Walter Mazzarri, decidiese marcharse del equipo y fichar por el Inter de Milán. Al Nápoles, aunque aún no es oficial, llegará el español Rafa Benítez tras su salida del Chelsea inglés.

Pero también peligran los banquillos del Roma y del Milán, donde Massimiliano Allegri no tiene aún asegurado su puesto para la próxima temporada, y otros cinco equipos también pueden cambiar el técnico de cara a la próxima temporada.

El presidente y propietario del Inter, Massimo Moratti, anunció anoche el adiós de Andrea Stramaccioni, que llegó al primer equipo la pasada temporada procedente de las divisiones inferiores del club.

Tras ser coronado como una joven promesa de los banquillos, terminó esta temporada dejando al Inter sin título alguno y fuera de las competiciones europeas para el próximo curso.

A pesar de los malos resultados, Moratti siempre había confirmado a Stramaccioni, pero ahora se ha sabido que lo que esperaba el presidente era terminar la temporada para la llegada de Mazzarri.

Mazarri ha fichado por dos temporadas y su objetivo será devolver al Inter a las primeras posiciones y a disputar la Liga de Campeones. El presidente del Nápoles, Aurelio de Laurentis, aún no quiere confirmar la llegada de Benítez y aseguró que pronto anunciará, con un mensaje en la red social Twitter, quién es el nuevo técnico del club.

La vuelta al "calcio" de Benítez ha sorprendido a la prensa italiana después de su mala experiencia con el Inter en 2010 y ante la difícil plaza que es Nápoles. El técnico madrileño llegó al Inter en 2010 para sustituir a "Mou" y tras 17 jornadas de liga, con el club en el séptimo puesto, y en octavos de final de la Liga de Campeones y recién conseguido el título de la Copa Mundial de Clubes, el 23 de diciembre se anunció su destitución.

En los próximos días también se sabrá el destino de Massimiliano Allegri en el Milan, ya que el lunes cenará con el presidente del club, Silvio Berlusconi, para hablar del futuro.

El Milán ha conseguido "in extremis" acceder a los preliminares de la Liga de Campeones gracias a su tercera posición, pero esto no es suficiente para Berlusconi que quiere al menos un título la próxima temporada.

Allegri es uno de los nombres que circulan en Roma para sustituir a Aurelio Andreazzoli, el técnico que sustituyó al destituido Zdenek Zeman a mitad de temporada.

Andreazzoli, que hasta ahora había sido sólo segundo entrenador del Roma, ha conseguido una modesta sexta posición por lo que será difícil que sea confirmado para la próxima temporada.

Otros equipos que ya piensan en cambiar al técnico son el Génova, el Chievo Verona, el Cagliari, el Verona y el Catania. Los únicos que seguramente no se moverán la próxima temporada son Antonio Conte, ganador del titulo con el Juventus; el exjugador Vincenzo Montella, que ha llevado al Fiorentina a la Liga de Europa; al igual que Francesco Guidolin, que desde 2009 lleva al Udinese a las posiciones más altas de la clasificación.

Temas relacionados: