Marzo 30, 2014

Napoli frenó el paso arrasador de Juventus en Italia y le ganó 2-0

La derrota de Juventus en Napoli, en uno de los duelos siempre más importantes del calcio, no tiene demasiada trascendencia en la lucha por el título, pues la ventaja del conjunto turinés sobre sus inmediatos seguidores, Roma y Napoli es de 11 y 17 puntos, respectivamente.

Pero lo tiene en el sentir de cada equipo y afición. Se vio un local con más hambre, mucho más rabioso y metido en el partido que un Juventus, sin el suspendido Carlos Tévez, excesivamente relajado y dejando sin conexión a sus delanteros (el español Fernando Llorente y el ítalo-argentino Osvaldo).

No en vano desde el pitido inicial apareció un conjunto napolitano con mayor intensidad y presión, que encerró al rival en propio campo. El Napoli se volcó sobre la meta de Buffon y pronto llegaron las ocasiones: Callejón (m.7 y 29), Hamsik (m.10). De Juventus en ataque, sin apenas noticias hasta casi la media hora.

El tanto napolitano estaba en el aire, y llegó en el minuto 37 tras un saque de falta diagonal a cargo de Insigne. Callejón (en posible posición ligeramente adelantada) le ganó la espalda a Asamoah y tocó lo justo para eludir a Buffon. Era un 1-0 que hacía justicia a lo visto sobre el campo.

En la segunda mitad se vio un Juventus algo más ambicioso. Pero su empuje no estuvo acompañado de ideas en centro del campo y ello facilitó las cosas a un Napoli bien armado, que no sufría en defensa y que, además, asustaba al contragolpe.

El segundo tanto napolitano estaba más cerca que el empate, pues Buffon seguía viendo el peligro sobre su meta mientras que el español Pepe Reina apenas pasaba apuros. Y fue en un rápido contragolpe cuando llegó el 2-0 (m.81) que mataba el partido en favor napolitano.

Balón largo hacía Dries Mertens, que había saltado al campo apenas dos minutos antes, y el belga, en pelea con dos defensas, casi desde el borde del área, dispara cruzado sorprendiendo a Buffon.

Napoli se llevó un triunfo que le mantiene en la lucha por la segunda plaza (a seis de Roma pero con un partido más) y, sobretodo, el "honor" que siempre tiene un choque contra un Juventus representante del "poder" del Norte. El líder sigue tranquilo.

Temas relacionados: