Mayo 10, 2014

Inter le ganó 4-1 a Lazio en el último partido de Javier Zanetti en Giuseppe Meazza

Al final del encuentro, Inter le rindió un homenaje a Zanetti con todos los jugadores y sus familias en la cancha y los máximos dirigentes del club, en que se proyectó un video de dos minutos con algunos aspectos más importantes de su increíble carrera.

Con los ojos brillantes y la voz quebrada, Zanetti dio gracias a todos.

"No saben lo difícil que es hablar en estos momentos, una noche fantástica. Quiero agradecer a todos mis compañeros y a todos aquellos que en estos años han estado junto mí", expresó Zanetti.

De la mano de su esposa y de sus tres hijos, Zanetti dio la vuelta la cancha, con la gente que también estaba muy emocionada.

Reconoció que le costó contener las lágrimas: "Estoy llorando por dentro", dijo a la cadena de televisión Sky.

"Lo que ha sucedido este sábado, lo recordaré toda la vida. Fue difícil dejar de jugar y espero dar una mano al Inter en otro ámbito", manifestó.

Rodrigo Palacio hizo un doblete, su compatriota argentino Mauro Icardi metió un gol y el brasileño Hernanes agregó otro tanto en el partido por la penúltima fecha de la Serie A.

Con 60 puntos, el club de Milán ocupa el quinto puesto y con ello prácticamente selló su participación en la próxima Liga de Europa, mientras que Lazio quedó con 53 y fuera de los torneos europeos.

Tras cada gol, los jugadores se dirigieron a abrazar a Zanetti, quien visiblemente emocionado saludó a los hinchas que no dejaban de aplaudirlo. Sus compañeros ingresaron al precalentamiento con la camiseta con el número 4 y la palabra "Gracias".

Para la ocasión, el ‘Pupi' Zanetti lució un brazalete especial como capitán, con la frase "Zanetti para siempre" estampada en el fondo.

Los fanáticos llegaron en masa al estadio Giuseppe Meazza de Milan para despedirse de una leyenda del fútbol mundial. En medio de una verdadera ovación, Zanetti entró a la cancha a los 52 minutos con los galones de capitán, y fue aplaudido de pie cada vez que tocó el balón.

A tres meses exactos de cumplir 41 años, Zanetti cuelga los botines tras 19 temporadas y 857 partidos con la camiseta ‘nerazzurra'. El argentino llegó a Inter en 1995, procedente de Banfield. Ahora seguirá como dirigente del equipo italiano.

"Conmueve pensar que no lo veremos más en los entrenamientos y los partidos. Es un evento que no tiene que ver sólo con Inter, sino con todo el fútbol mundial", expresó el técnico interista Walter Mazzarri.

Al final del encuentro, todos los jugadores de ambos equipos, e incluso el árbitro y la plana mayor del club, hicieron fila para abrazarlo.

Inter remontó el gol de Giuseppe Biava a los dos minutos, y se impuso con el doblete de Palacio (7 y 37), el tanto de Icardi (34) y del brasileño Hernanes (79), su primer gol en Giuseppe Meazza contra su ex equipo, razón por la cual no lo celebró.

A los 63 entró el también argentino Diego Milito, en el que sería su último partido como local, ya que éste regresaría al fútbol argentino.

Temas relacionados: