Septiembre 24, 2015

Inter de Milán y Fiorentina se enfrentarán en un sorpresivo duelo por el liderato

Las primeras jornadas del ‘calcio' han desbaratado todos los pronósticos. El Juventus es un equipo débil que no consigue batir ni a la ‘cenicienta' del campeonato, el Frosinone, y el Roma pasa de partidos memorables a sonados pinchazos como el último contra el Sampdoria.

El único gran favorito para coserse el ‘scudetto' en la camiseta es por sorpresa el Inter, un equipo que este año optaba a, al menos, conseguir una plaza en las próximas competiciones europeas tras las últimas lamentables temporadas.

El equipo del técnico y ex jugador italiano Roberto Mancini es líder invicto del campeonato con un juego no demasiado brillante, pero efectivo y sobre todo con una defensa férrea que ha permitido sólo un gol.

En Italia ya hablan de la "fuga" del Inter, pues solo el Fiorentina consigue seguir su paso al estar a tres puntos, y muy por debajo quedan los que eran a priori favoritos: el Roma, a siete puntos, y el Juventus, a diez.

El Inter, "feo, pero con hambre", como lo define el diario La Gazzetta dello Sport, ha concluido cuatro de los cinco partidos disputados con un 1-0 en el marcador, por lo que tendrá que esforzarse un poco más para superar al Fiorentina, que hasta ahora solo pinchó contra el Torino.

El equipo ‘neroazzurri' puede preparar tranquilo los partidos de la liga, lo que no le ocurre al Roma, que el próximo sábado se mide al modesto Carpi, pero con la mirada puesta en la próxima jornada de Liga de Campeones y su visita al Bate Borisov.

No hay que desestimar al pequeño Carpi, que complicó las cosas al Inter - el único equipo que le ha conseguido marcar - y que ha arrancado empates al Palermo y al Nápoles.

El técnico juventino, Massimiliano Alegri, pide a sus jugadores que no se desanimen tras el increíble empate con el Frosinone, pero la realidad es que la situación empieza a ser preocupante.

Por lo que el Napoli-Juventus de la próxima jornada es un encuentro importante para ambos equipos. Tanto para el club ‘bianconero' como para el napolitano, que pasa de sonoras victorias como el 5-0 al Lazio a pobres resultados como el último empate contra el Carpo (0-0).

La última y sufrida victoria del Milán contra el Udinese (3-2), donde los de casa estuvieron a punto de remontar un 3-0, les ha permitido un respiro, pero ahora necesitarán otra victoria contra el Génova si quieren seguir avanzado posiciones.

Encuentros de la sexta jornada: 

Temas relacionados: