Marzo 12, 2012

Benzema e Higuaín dividen el corazón de José Mourinho

Las estadísticas en esta competición colocan a Benzema por delante de Higuaín. De los siete partidos que disputaron los blancos en la máxima competición continental, el francés siempre fue titular. Sólo en los últimos dos encuentros de la fase de grupos, cuando ya estaba decidido el pase a octavos, Mourinho experimentó colocando a ambos en el once.

Fue ante el Dinamo de Zágreb en el estadio Santiago Bernabéu y frente al Ajax en el Amsterdam Arena. En ningún otro momento, y sólo con el pase sellado, Higuaín fue titular en Europa para su entrenador. En total, suma 318 minutos por 444 de Benzema, que marcó el doble de goles que su compañero (cuatro y dos, respectivamente).

Ahora, el internacional argentino ha aprovechado a la perfección la ausencia de Benzema, que se lesionó en Moscú ante el CSKA en la ida de los octavos. Desde entonces no volvió a jugar, y, ya recuperado totalmente de sus dolencias, es una seria amenaza para Higuaín, que fue titular indiscutible ante Rayo Vallecano, Espanyol y Betis.

En el primero de esos encuentros, no cumplió e incluso recibió una bronca de su entrenador, que desde la banda le pidió más intensidad para robar balones. Entonces, se abrió un debate mediático sobre una sequía goleadora que duraba varias jornadas. Higuaín lo cerró con dos dianas ante el Espanyol y prolongó su buen estado de forma con otro gol frente al Betis.

Justo cuando alcanzó su mejor momento, y cuando recuperó su instinto goleador, llega Benzema, el preferido de Mourinho en Europa según indican todas las cifras y estadísticas. Que jueguen juntos es muy improbable, y el portugués tiene que decantarse por uno de los dos.

Los otros números, los de la Liga, también benefician a Benzema. Disfrutó de más minutos, 1.353 por los 1.193 del argentino. Y fue más veces titular que su rival por el puesto: 16 veces por las 12 de Higuaín.

Estadísticamente, tiene todo ganado para jugar desde el inicio ante el CSKA. Pero Higuaín aprieta fuerte, llega al choque lanzado. Y Mourinho no da pistas, es todo un enigma. Mientras lo resuelve, muestra su "amor" por los dos.

"Si quieren jugar en equipos grandes, no habrá ninguno con un solo delantero. Dios quiera que los dos estén satisfechos, quieran continuar, porque yo no quiero nadie más, quiero a estos dos", dijo el técnico luso después de vencer al Betis. En dos días, se resolverá el misterio. Higuaín y Benzema esperan.

Temas relacionados: