Septiembre 12, 2011

Zlatan Ibrahimovic se quedó con las ganas de enfrentar a Barcelona

El exjugador azulgrana descansará lunes y martes, para luego someterse a un examen médico y así analizar el alcance de su lesión, aunque, según una impresión preliminar, sería duda para el partido de Liga del domingo contra el Nápoles, el conjunto que dio la sorpresa de la segunda jornada, al derrotar al Inter de Milán por 4-3.

Adriano Galiani, consejero delegado del Milan, dijo sobre la inesperada ausencia del referente en el ataque milanista, que "no iba a derramar lágrimas" por esta baja.

"Tranquilicémonos, somos campeones de Italia y éste no es un partido a eliminación directa. Ya habrá otros más adelante", comentó Galliani poco antes de poner rumbo a Barcelona con el equipo.

Galliani añadió que, "aunque el Barcelona es el equipo más fuerte del mundo, el Milan es el que tiene más títulos", por lo que se disputará "el derby del siglo, una fiesta para el fútbol".

Para Ibrahimovic, el partido era especialmente importante, pues se enfrentaba al equipo en el que jugó en la temporada 2009-2010, y con el que logró 29 goles, y del que salió de forma abrupta por sus desencuentros con el entrenador ‘culé' Josep Guardiola.