Noviembre 22, 2011

Real Madrid 6-2 Dinamo: no es tenis, es el equipo de Mourinho. Vea los goles

Los goles de los de José Mourinho llegaron gracias a, tome nota: Karim Benzemá (2' y 66'), Callejón (7' y 48'), Gonzalo Higuaín (9') y Mesut Özil (20). Descontaron a los 81' Fatos Beqiraj y a los 90 Tomecak.

Real Madrid comanda su zona en la Liga de Campeones con números perfectos: 15 puntos, diferencia de gol de +16 y solo dos goles encajados, los de este martes.

Contra el Dinamo Zagreb no jugaron ni Kaká, ni Cristiano Ronaldo y Ángel Di María, usuales titulares en el club español.

Sí estuvo Karim Benzema, quien lanzó al Real Madrid con rotaciones a una goleada aplastante ante el rival más blando del grupo, 6-2 al Dinamo Zagreb, para certificar la primera plaza de grupo y permitir a José Mourinho establecer nuevos registros con doce triunfos consecutivos.

El estado de ánimo del Real Madrid es tan elevado que Mourinho puede introducir seis variantes, sentar a Cristiano, juntar a Benzema e Higuaín, dar minutos a Varane, Sahin o Callejón, que el equipo no se resiente. Cierto que enfrente tenían un equipo con la calidad justa para participar en Liga de Campeones, pero la dinámica blanca es tan arrolladora y su autoestima tan alta que pueden atropellar a cualquiera.

Dos minutos después del arranque, la primera vez que Özil exhibía su imaginación el inspirado Benzema marcaba el primero en una jugada en la que tocó el esférico todo el equipo y se culminó con una conexión demoledora. Su transformación ya no es noticia. Firma partidos redondos en cada aparición. Siempre con gol.

Un cambio de juego al minuto 6 de Özil, lo peleó por alto Callejón, que encontró el premio en el pase de Benzema para soltar en carrera un derechazo potente a la red y disfrutar de un momento soñado al marcar su primer tanto en el Bernabéu.

Y al minuto nueve Higuaín se sumaba a la fiesta con un gol de matador. Recibió en carrera un pase en profundidad, recortó pegado a la línea de fondo con la derecha y en un metro la picó con la zurda a la salida de Kelava. El portero no lo creía. Tres llegadas y el mismo número de goles.

El arranque más goleador de un partido en la historia de la Liga de Campeones lo cerró el Real Madrid a los veinte minutos. Pudo hacerlo antes si una jugada de Coentrao no la hubiese rematado arriba Higuaín, pero fue Özil el que recibió el premio a sus minutos de brillantez. Un disparo raso del 'Pipita' lo dejó muerto el portero croata y con toda la paciencia del mundo Mesut lo mandó a la red.

Y el recital ofensivo del Real Madrid lo prolongaron Callejón, Coentrao y Benzema, en acciones diseñadas por Özil, que acabaron en intervenciones de Kelava. El objetivo del partido estaba cumplido y era el momento de pensar en lo inminente. Mourinho dio descanso a Sergio Ramos, Xabi Alonso y Özil.

Con los menos habituales en el campo y la entrada en escena de Raúl Albiol, Altintop y Granero, llegó el momento de reivindicarse. Esa lucha la ganó Callejón. Siempre activo, luchador. Lanzando desmarques sin cesar. Firmó su doblete explotando su velocidad y luciendo una pegada de la que adolecía en la cantera y que ha ganado con los años.

La tarde plácida la cerraron Higuaín y Benzema con vistosas combinaciones. Al 'Pipita' se la sacó el portero. Se desquitó con un taconazo que Karim definió a la perfección. Brillan juntos. Una baza más para Mourinho que tiene al Real Madrid en su mejor momento. Firma la clasificación perfecta a octavos y con doce triunfos consecutivos disfruta al superar un récord de Pep Guardiola.

Revise aquí las nóminas, las estadísticas y más del encuentro en el Santiago Bernabéu. 

Temas relacionados: