Enero 11, 2012

El “Ejército Rojo” enfrentará al Real Madrid sin Doumbia

El partido de ida ante el Real Madrid se celebrará el 21 de febrero en el estadio olímpico Luzhnikí, de hierba artificial y 84.500 asientos. Doumbia, máximo artillero de la liga rusa con 24 tantos en 32 partidos y que marcó cinco goles en la Champions, se perderá tanto la concentración en la localidad alicantina de Campoamor, como el torneo amistoso que el equipo ruso disputará en febrero en Marbella.
 
El futbolista africano se unirá al equipo a más tardar a mediados de febrero y sólo en el caso de que su selección disputara la final de la Copa de África, que se celebrará a partir del 21 de enero en Gabón y Guinea Ecuatorial.
 
Tampoco viajó el brasileño Vágner Love, que se encuentra en medio de un proceso judicial en su país, por lo que se sumará a los entrenamientos más tarde.
Los que tampoco viajaron a España son los tres jugadores habitualmente titulares que aún se están recuperando de sus respectivas lesiones: el portero Ígor Akinféev, el japonés Keisuke Honda y el chileno Mark González. Akinféev, quien viajó a Alemania para comprobar el estado de su rodilla, está prácticamente descartado para el partido de ida contra el Real Madrid.
 
Mientras, el japonés, que se encuentra en Barcelona recuperándose de los problemas en uno de sus meniscos, y González, que se sometió en EEUU a una revisión de su maltrecha espalda, deben estar disponibles para el partido de casa ante el equipo madridista.
El CSKA, segundo clasificado en la liga nacional, regresará a Rusia el 24 de enero, para volver pocos días después a Marbella, en cuyo torneo sí podrían participar los futbolistas lesionados, según informa el club en su página web.
 
En principio, los rusos regresarán definitivamente a Moscú el 10 de febrero, para cuando su entrenador, Leonid Slutski, debería tener claro qué jugadores están en condiciones de enfrentarse al equipo español.
Los rusos disputaron su último partido oficial el 7 de diciembre en casa del Inter de Milán (1-2), victoria que les clasificó directamente para la segunda fase de la Liga de Campeones.
 
Por ello, llegarán al partido ante el equipo blanco con dos meses y medio de descanso, ya que el campeonato ruso no se reanudará hasta mediados de marzo.

Temas relacionados: