Marzo 14, 2012

Ocho equipos mantienen vivo el sueño de conquistar la ‘orejona’

Una cómoda victoria de sobre el CSKA Moscú (4-1) confirmó este miércoles la clasificación del Real Madrid para los cuartos de final, en los que también estará el Chelsea, que remontó al Nápoles (4-1) en un duelo trepidante y resuelto a su favor con un gol de Branislav Ivanovic en la prórroga.

La de este miércoles fue la séptima victoria del Real Madrid en sus ocho encuentros de este curso en el torneo continental, en el que suma 24 goles a favor y cuatro en contra.

El argentino Gonzalo Higuaín abrió el marcador en la primera parte, el portugués Cristiano Ronaldo marcó dos goles, uno en el 55 y otro en el tiempo añadido, y el francés Karim Benzema, en el 70, aportó otro en el fácil triunfo del equipo dirigido por Jose Mourinho. Zoran Tosic logró el único tanto del conjunto moscovita.

La mala noticia del duelo para el Real Madrid fue la tarjeta amarilla a Xabi Alonso. El internacional español se perderá por sanción el encuentro de ida de los cuartos de final.

En esa ronda también estará el Chelsea, ganador de un partido de altísima intensidad y repleto de emoción en Stamford Bridge contra el Nápoles (4-1), al que derribó con un gol del serbio Branislav Ivanovic en el primer tiempo de la prórroga, después de que el conjunto londinense equilibrara el 3-1 de la ida en 90 minutos.

El equipo inglés remontó en un duelo sin pausa en las áreas y con una batalla sin tregua por cada pelota. Dos cabezazos impecables, el primero del marfileño Didier Drogba en el minuto 28 y el segundo de John Terry, en el 47, pusieron primero el 2-0.

El suizo Gokhan Inler respondió para el Nápoles con un trallazo desde fuera del área, pero Frank Lampard, de penalti, empató la eliminatoria aún con cuarto de hora por delante y ya con Fernando Torres sobre el terreno de juego. El atacante, muy activo en las acciones ofensivas de su equipo, entró al campo en el minuto 63.

El 3-1 envió el choque a la prórroga, en la que un gol de Ivanovic dio la clasificación al Chelsea, invicto con Roberto Di Matteo al frente del banquillo y el último equipo en unirse en el viaje hacia la siguiente ronda del torneo a Real Madrid, Barcelona, Bayern Múnich, Marsella, Benfica, Apoel Nicosia y Milán.

El Bayern se clasificó el martes con una goleada espectacular al Basilea (7-0), con cuatro goles de Mario Gómez, dos del holandés Arjen Robben y uno de Thomas Muller, mientras que el Olympique de Marsella selló su pase ante el Inter con un tanto definitivo del brasileño Brandao. No evitó la derrota en Milán (2-1), pero sí le dio el billete para la siguiente ronda por el 1-0 del duelo de ida.

El Barcelona, que arrolló al Bayer Leverkusen en el Camp Nou (7-1); el Apoel Nicosia, que eliminó al Lyon en la tanda de penaltis tras vencerlo en la vuelta por 1-0; el Milán, que aguantó en Londres ante el Arsenal, con el que cayó por 3-0 tras superarlo por 4-0 en el primer partido en San Siro, y el Benfica, que ganó el Zenit San Petersburgo, ya estaban en cuartos de final desde la pasada semana.