Abril 22, 2012

“Queremos jugar ya con Chelsea, porque tenemos rabia interna”: Xavi Hernández

"La Liga está prácticamente imposible, sería un milagro conseguirla. La tendría que ganar el Madrid, no perderla el Barcelona. Sabíamos que la Liga la teníamos difícil, podíamos meternos en esa lucha, pero aun así no dependíamos de nosotros. El sábado nos despedimos de la Liga", explicó el jugador.

Tras el entrenamiento en la ciudad deportiva azulgrana, Xavi admitió que el sábado le "costó dormir" tras la derrota ante el máximo rival, pero que ahora es necesario un cambio de chip.

"Una victoria en casa contra el Madrid nos hubiera puesto en la lucha por el título. Ahora ya está, prácticamente está perdida y toca pensar en el martes. Lo bueno es que nos queda eso", aseguró.

"Esa remontada es crucial para hacer una gran temporada", insistió el jugador. "Se afronta con ilusión, ganas de participar ya. Si pudiéramos jugar, lo haríamos ya, porque tenemos esta rabia interna, deportivamente hablando".

Ese partido europeo aparece, así, como la oportunidad para "rehacerse" del resultado del clásico. "El equipo es competitivo y necesitamos otra vez ganar y demostrar que podemos estar en la final de Champions", recalcó.

Preguntado sobre si se trata del momento más delicado de los últimos años para el Barcelona, Xavi fue rotundo: "Se ha perdido el título de liga, pero tenemos la final de Copa, hemos ganado tres títulos y hay la posibilidad de pasar a la final de Champions. Está en nuestra manos hacer una grandiosa temporada".

Respecto al partido del sábado, el jugador azulgrana admitió que "evidentemente no fue el mejor partido" de su equipo, que a pesar de "tener la pelota y dominar, no creó ocasiones".

"El Madrid fue muy efectivo. Aprovechó las jugadas a balón parado y el contragolpe tras el empate que tanto nos costó lograr", explicó. "No estuvimos mal, tampoco a un nivel excelente. El Madrid nos dio el balón, pero no creamos peligro como últimamente".

Así, Xavi opinó que en el arranque del partido los azulgranas estuvieron "un pelín precipitados" por la obligación de ganar a toda costa, algo que se deberá evitar ante el Chelsea.

"Trataremos de tener incluso más posesión que el sábado, más efectividad, más tranquilidad. Será un partido diferente, el Chelsea encerrado atrás, más incluso que Stamford Bridge. Trataremos de estar bien para tratar de abrir la lata", señaló.

Por último, el segundo capitán culé defendió la arriesgada apuesta táctica de Guardiola ante el Madrid: "El planteamiento era ir al ataque, jugamos con tres defensas. Ya lo hicimos en el Bernabéu, salió bien y ayer no. El planteamiento era el correcto".

 

Temas relacionados: