Abril 23, 2012

La pelea entre Ribery y Robben ya es cosa del pasado, según Philipp Lahm

"Es importante que el club haya arreglado las cosas internamente", dijo Lahm.

El capitán se refirió también al gesto de reconciliación que tuvieron los dos jugadores en la victoria del sábado ante el Werder Bremen, cuando Ribery fue al banquillo a celebrar su gol, que representó el 2-1 para los bávaros.

"Todo el mundo vio lo que pasó el fin de semana, con eso la cosa está olvidada", dijo Lahm.

Las declaraciones de Lahm son una confirmación tácita más de lo que, según informaciones de diversos medios alemanes, ocurrió en el intermedio del partido de ida.

Poco antes de finalizar el primer tiempo, había tenido una falta que Ribery se disputaba por lanzar con Toni Kroos. Robben, entonces, sujetó a Ribery para permitir que lanzara Kroos, lo que el francés le cobró en el intermedio con un puñetazo al rostro.