Octubre 24, 2012

Zenit le ganó 1-0 al Anderletch bajo un diluvio en San Petersburgo

En un partido muy igualado, en el que el Anderletch mereció mejor suerte, pero pecó de ineficacia al momento de definir, el Zenit ganó su primer partido en esta Champions. De esta forma, los rusos, que había perdido sus dos primeros partidos ante Málaga (3-0) y Milán (2-3), mantienen vivas sus esperanzas de clasificarse para la fase de octavos de final, mientras los belgas, con un punto, quedan al borde de la eliminación.

El entrenador del Zenit, el italiano Luciano Spalletti, sigue sin dar con la tecla para conseguir que los rusos agraden al público con su modo de jugar desde el arribo de Hulk y Witsel al equipo a cambio de 100 millones de euros.

En la primera parte el equipo ruso lo intentó de todas las maneras, por la banda, con balones largos, al toque e individualmente, en la mayoría de los casos por intermedio de Hulk, pero sin éxito.

Mientras, Kerzhakov desperdició los pocos balones que recibió, en un partido que se disputó durante la primera media hora bajo una intensa lluvia y un viento frío que hicieron muy difícil la práctica del fútbol.

El Anderletch, que juega correctamente bajo la batuta del capitán argentino Lucas Biglia pero tiene una alarmante falta de gol, estuvo mejor plantado sobre un terreno de juego resbaladizo y pesado, pero le faltó ambición.

Con todo, dispuso de las dos mejores ocasiones del partido por con el zurdo serbio Jovánovic, que tras una magnífica pared quedó solo ante el portero local Malaféev, pero su disparo salió desviado por poco (m.11).

También en la primera parte Gillet tuvo en sus pies el gol, pero tras desmarcarse del defensa ruso que le salió al paso en el área grande, en vez de disparar al arco optó por un pase atrás que fue fácilmente despejado por los defensas del Zenit.

Ya en la segunda parte el omnipresente Jovánovic se internó en el área grande y fue aparentemente derribado por Hubocan, pero el árbitro decidió no pitar penalti.

El ingreso de Bystrov fue providencial para el juego de ataque local y dispuso de una buena ocasión tras una pared con Kerzhakov, pero su disparo desde el área grande salió alto (m.68).

Los rusos se estrellaron una y otra vez contra la muralla belga y sólo una jugada de Shirókov le permitió a su equipo marcar desde el punto de penalti.

Después de que el árbitro señalara falta cerca del borde del área, Shirókov, sin pedir barrera, dio un pase picado por encima de la defensa hacia Anyukov, que fue claramente derribado por un defensa visitante.

La pena máxima fue transformada con sangre fría por Kerzhakov, que engañó al portero del Anderletch, Proto (m.72), gol que supuso un alivio para la afición, muy descontenta con el juego del campeón ruso, que sueña con el retorno de su estrella de las últimas temporadas, el portugués Danny, que está lesionado.

El Zenit visitará la próxima jornada al Anderletch en el estadio Constant Vanden Stock, donde el equipo belga, que aún no ha marcado ningún gol en lo que va de Liga de Campeones, también espera ganar por primera vez en el torneo.

Ficha técnica:

1 - Zenit:
Malaféev; Criscito, Hubocan, Lomberts, Anyukov; Witsel, Shirókov (Alves, m.76), Fayzulin (Bystrov, m.58), Semak (Zyriánov, m.67); "Hulk" y Kerzhakov.

0 - Anderlecht: Proto; Wasilewsky (Molins, m.83), Kouyate, Nuytinck, Deschacht; Gillet, Kanu, Praet (Praet, m.74), Biglia; Jovanovic y de Sutter.

Gol: 1-0, m. 72: Kerzhakov, de penalti.

Árbitro: Ivan Bebek (CRO). Mostró tarjeta amarilla a Fayzulin, Jovánovic, Wasilewsky, Proto y De Sutter.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo C de la Liga de Campeones disputado en el estadio Petrovski de San Petersburgo ante unos 20.000 espectadores (lleno).