Noviembre 6, 2012

Málaga aseguró su pase a octavos tras empatar 1-1 con el Milan en San Siro

Sin complejos, el conjunto dirigido por Manuel Pellegrini salió al césped de uno de los templos del fútbol europeo, el estadio Giuseppe Meazza (San Siro), para tratar de tú a tú a los "rossoneri" y obligar al equipo italiano a esforzarse al máximo.

Finalmente el partido quedó en tablas, en un resultado más o menos justo y acorde con lo visto sobre el terreno, gracias a los tantos del portugués Eliseu Pereira en la primera mitad para el Málaga y del brasileño Pato en la segunda para el Milan, y que deja al equipo español ya en la siguiente ronda, aún líder del grupo C, con 5 puntos de ventaja sobre los italianos, que son segundos.

El Málaga dejó patente desde el primer minuto que su intención, como lo había anunciado ya Pellegrini en la víspera, no era la de salir por el empate que necesitaba para lograr su pase a octavos, sino que pretendía volver a imponerse a un Milan que parece poco a poco recuperarse del mal inicio de temporada.

El equipo español protagonizó un buen primer cuarto de hora, en el que tuvo metido al Milan en su propio campo, sin más recurso que los balones largos, pero en el que no llegaba a materializar ocasiones de peligro.

Todo cambió en el momento en el que el español Bojan Krkic apareció en escena y comenzó a infiltrarse entre la defensa del Málaga, obligando en el minuto 18 a emplearse a fondo al portero malaguista, el argentino Willy Caballero, quien sacó nueve minutos después una mano providencial para desviar una falta del holandés Urby Emanuelson que ya olía la red.
Fue entonces cuando las fuerzas consiguieron igualarse y el ritmo del partido se hizo algo más tosco y menos brillante, todo hasta que en el minuto 40 Isco se inventó un gran pase en profundidad entre dos defensas "rossoneri" que Eliseu supo colocar en la red.

Ya en la segunda parte, que presenció desde el palco el presidente del Milán y ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el equipo "rossonero" salió por todas, encerrando al Málaga, pero sin llevar peligro a la portería.

Para intentar desbloquear el ataque, el entrenador del Milán, el italiano Massimiliano Allegri, dio salida al alemán Kevin-Prince Boateng en sustitución del italiano Stephan El Shaarawy, la gran esperanza de los "rossoneri" que este martes no tuvo un buen desempeño.

Poco después, Pellegrini hizo lo propio y cambió al argentino Javier Saviola por el paraguayo Roque Santa Cruz, pero fue el Milán el que propinó un golpe certero en la portería rival, cuando Pato de cabeza logró el empate.

De ahí al final del encuentro los dos equipos parecieron dar por bueno el resultado, que hace que el Málaga suba un escalón más hacia la historia, clasificándose a los octavos de final de la Liga de Campeones en su debut.

Ficha técnica:

1 - Milán:
Abbiati; Abate (De Sciglio, min 6), Bonera, Mexès, Constant; De Jong, Montolivo; Emanuelson (Robinho, min 80), Bojan, El Shaarawy (Boateng, min 62); Pato.

1 - Málaga: W. Caballero; Gámez, Demichelis, Weligton, Sergio Sánchez; Camacho, Iturra (Toulalan, min 75); Joaquín (Seba, 82), Isco, Eliseu; Saviola (Santa Cruz, min 69).

Goles: 0-1: Eliseu, m.40; 1-1: Pato, m.73.

Árbitro: El inglés Howard Webb amonestó con tarjeta amarilla a De Jong, Emanuelson y Montolivo (Milán) e Iturra, Weligton y Sergio Sánchez (Málaga).

Incidencias: partido del grupo C de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Giuseppe Meazza (San Siro) de Milán (norte de Italia).

Revise aquí las estadísticas del partido

Temas relacionados: