Diciembre 6, 2012

"Pobre Rafa Benítez. Incluso cuando gana, pierde", tituló el Daily Mirror

El Daily Mirror señaló que "aunque el equipo firmó su mejor resultado en la Liga de Campeones, no sirvió para absolutamente nada, solo provocó que el fracaso fuera más notorio".

"Fernando Torres se enciende pero el Chelsea completa una caída humillante", tituló el diario The Independent, en referencia al doblete que anotó el delantero español en la goleada ante el danés Nordsjaelland que no le sirvió a los ‘blues' para pasar a octavos.


"El Chelsea sufrió la indignidad de ser el primer valedor del título que fracasa en la fase de grupos", describió en su página web la BBC, que a su vez subrayó que no estaba "en las manos" del entrenador Rafael Bentiez cambiar el "destino" del equipo, que se complicó la clasificación hace dos semanas en Turín, al perder 3-0 contra la Juventus.

Benítez se hizo cargo del Chelsea tras el despido de Roberto Di Matteo, y vivió el miércoles su primera victoria al frente del equipo después de dos empates y una derrota.

A pesar de la caída, el español aseguró que tratarán de llegar hasta el final de la Liga Europa, competición a la que se vieron relegados al terminar en el tercer puesto del Grupo E de la Champions.

"Benítez trata de dar un toque de brillo a la eliminación", señaló The Independent, que recordó cómo el Chelsea cayó en poco tiempo de la cima del fútbol europeo a la segunda competición continental: "Pasar de la gloria a la Liga Europa en tan solo siete meses supone una caída al infierno para un club que todavía conserva en el estadio los murales para celebrar la victoria en la Liga de Campeones en la pasada final de Múnich".

Para el Daily Telegraph, los aficionados del Chelsea "parecían anoche atrapados en una pesadilla, gobernados por alguien a quien no respetan y reticentes a expresar demasiadas críticas hacia su propietario y benefactor (el magnate ruso Roman Abramóvich)".

Benítez se libró el miércoles por vez primera de los abucheos de su propia afición, que le dedicó sonoros silbidos en los dos encuentros anteriores en Stamford Bridge, debido a que todavía le ven como el entrenador del Liverpool, equipo que ha fraguado una profunda rivalidad con el Chelsea en la última década.

Fernando Torres tampoco escapó a la ironía de la prensa británica: "Anímate Fernando, el equipo no se clasificó pero tú anotaste un doblete", tituló el diario sensacionalista The Sun.