Mayo 24, 2013

"Queremos llevarnos la Champions a Munich": Philipp Lahm

"Queremos llevarnos la copa a Munich", señaló en rueda de prensa el jugador alemán, de 29 años, antes de afrontar el último entrenamiento antes del duelo que enfrentará en Wembley al club "bávaro" y al Borussia Dortmund de Jürgen Klopp.

Para Bayern Munich, es la tercera final de Liga de Campeones que juega en los últimos cuatro años, en los que la suerte no les acompañó ya que el año pasado cayeron derrotados en los penaltis frente al Chelsea.

"Siempre hay presión, somos campeones de Alemania", destacó el defensa, que se mostró optimista respecto al partido de mañana y también respecto al futuro por la evolución que experimentó junto a sus compañeros.

"El equipo está bien, tenemos las edades adecuadas y creo que hemos trabajado bien juntos, tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo", dijo el jugador antes de que su técnico, Jupp Heynckes, entrara en la sala de prensa.

Asimismo, el futbolista alemán resaltó el buen momento en el que se encuentra el deporte rey en su país y puso como ejemplo a su equipo y al Borussia: "El fútbol a nivel de club se desarrolló en Alemania y eso es bueno también para la selección", subrayó.

También en la víspera del encuentro habló ante los periodistas el jugador del Bayern Thomas Muller, quien se mostró convencido de que la derrota del pasado año en la final de la Liga de Campeones frente a Chelsea "no tendrá un impacto negativo" en la de mañana.

"Creo que lo que pasó hace un año no tendrá un impacto negativo mañana, sino más bien positivo, porque estamos motivados", expresó en rueda de prensa este centrocampista ofensivo, de 23 años.

Muller cree que mañana el club bávaro "aprovechará las oportunidades, algo que no se hizo el año pasado y que costó el título", que perdieron en la ronda de penaltis frente a los ‘blues' de Roberto di Matteo.

Advirtió que, si quieren ganar mañana, tanto él como sus compañeros han de ser "más rigurosos y más cautelosos", aunque aseguró que durante esta temporada el equipo "ha evolucionado" y se ha vuelto "más eficiente".

"Estaremos más pendiente en las acciones que en un escenario estándar para no tirar el partido", agregó el joven jugador que, lejos de ver una debilidad en el Bayern, destacó los pocos goles que encajó esta temporada.

"¿Debilidad? Pregúntele al Dortmund. Creo que no tenemos ninguna debilidad en lo que se refiere al fútbol. Hemos jugado muchos partidos sin encajar goles y nos sentimos bien para mañana", manifestó.

No quiso con ello menospreciar al Dortmund, al que calificó de un equipo "de verdad, completo" que tiene a la vez jugadores individuales "buenísimos": "Su estructura defensiva es buena pero también juegan rápido", advirtió el futbolista alemán.