Septiembre 17, 2013

Jackson Martínez y Juan Fernando Quintero no quieren despistes frente al Austria

En la primera jornada de la fase de grupos, los ‘dragones' esperan alargar en Europa su senda de victorias del campeonato portugués, donde son líderes sin empates ni derrotas.

Después de ganar las tres últimas ligas -aunque la última "in extremis"-, al Porto se le resiste la máxima competición continental, donde pretende hacer un mejor papel que en años anteriores.

En el curso pasado, el conjunto blanquiazul cayó ante el Málaga en los octavos de final, una derrota especialmente dura debido a que el equipo español fue capaz de remontar en su casa el resultado adverso que cosechó en la ida.

Peor fue la anterior temporada, cuando resultó eliminado en la fase de grupos -entonces ya coincidió con el ruso Zenit, que sí logró clasificarse para la siguiente fase-, mientras que en 2010-2011 sólo jugó Liga Europa, aunque llegó hasta la final y se coronó campeón.

Esta campaña la principal incorporación es la del técnico portugués Paulo Fonseca, de 40 años, quien sustituyó a su compatriota Vítor Pereira.

Confeso admirador del entrenador del Arsenal, Arsène Wenger, Fonseca se convirtió la pasada época en el héroe del modesto Paços Ferreira, al que subió a un inédito tercer puesto en la Liga lusa.

El técnico se ha encargado de gestionar una plantilla que ha perdido a dos de sus "pesos pesados", el colombiano James Rodríguez y el portugués Joao Moutinho.

Entre sus mejores armas destaca la agilidad y efectividad del artillero colombiano Jackson Martínez, quien se proclamó la temporada pasada máximo goleador en Liga con 26 tantos.

A ellos se suman la experiencia y clase del argentino "Lucho" González y la solvencia de los centrales Eliaquim Mangala y Nicolás Otamendi, francés y argentino, respectivamente.

Las sorpresas de la temporada son dos fichajes nacionales y hasta ahora poco conocidos: Licá, un incisivo extremo que llegó del Estoril y que incluso ya ha debutado con la selección; y Josué, un medio creativo procedente del Paços Ferreira.

Para el encuentro de este miércoles, la baja del brasileño Maicon puede suponer el estreno en la Liga de Campeones al central mexicano Diego Reyes, otra de las últimas incorporaciones del Porto fichado al América.

El extremo portugués Silvestre Varela, que estaba lesionado, vuelve a la convocatoria, así como el internacional ruso Marat Izmailov, que no ha participado en partidos oficiales del Porto desde mayo pasado y aún debe ganarse la confianza del entrenador.

El belga Steven Defour, por contra, se pierde este primer duelo europeo por sanción.

Fonseca optará con mayor probabilidad al internacional portugués medio creativo Josué, de 23 años, y puede servirse de otras opciones menos experimentadas, como el mexicano Héctor Herrera o Quintero.

El Austria de Viena se estrena en la Liga de Campeones con todo su arsenal de primeras espadas, sin ninguno de sus jugadores estrella lesionado, pero arrastrando estadísticas regulares en la competición nacional.

Los austríacos llegan a su primer partido en la competición europea con la responsabilidad de representar a un país que hasta ahora sólo ha tenido una participación en la máxima competición continental, la del Rapid, en 2005.

Los vieneses podrán alinear a sus futbolistas más destacados después de perder en su estadio por 2-3 ante el modesto Grödig, un recién ascendido que está causando sensación en el campeonato austríaco.

Heinz Lindner, en la portería, el australiano James Holland, esencial en la defensa; y los delanteros Philipp Hosiner y Marko Stankovic serán la principal baza del Austria ante un Porto que, a priori, acude al partido como claro favorito.


Alineaciones probables:


Austria Viena:
Lindner; F. Koch, Rogulj, Ortlechner, Suttner; Holland, Stankovic, Mader; Royer, Hosiner, Jun.


Porto:
Hélton; Danilo, Otamendi, Mangala y Alex Sandro; Lucho, Fernando y Josué; Jackson Martínez, Varela y Licá.


Estadio:
Ernst Happel Stadion.

Temas relacionados: