Octubre 2, 2013

"Ser pitado no es malo, la crítica es necesaria": Carlo Ancelotti

"Con los resultados y el juego del equipo, creo que ser pitado no es malo. Críticas, he tenido muchas en mi carrera. No recuerdo una crítica mala que no me haya hecho motivarme y concentrarme más. De vez en cuando la crítica es necesaria para hacer mejor tu trabajo", comentó. 

El técnico italiano también valoró la victoria del conjunto madridista y alabó el trabajo del centro del campo. Por primera vez jugaron juntos Illarramendi, Khedira y Modric, y el entrenador del Real Madrid se mostró satisfecho.

"Hemos cambiado el sistema porque el equipo contrario estaba muy compacto en el medio. Hemos intentado jugar con Cristiano y Di María más abiertos y tener más posibilidades para los centros. El primer y el segundo gol fueron buenas combinaciones e hicimos uso de las bandas. Los tres medios, Illara, Khedira y Modric han hecho un buen trabajo", declaró.

"Fue un buen partido. El principio del partido fue bueno, con intensidad y equilibrio. Después del primer gol de Cristiano hemos jugado más lentos. Luego, con intensidad y hemos intentado marcar hasta los últimos minutos. La actitud del equipo fue buena", indicó.

Asimismo, habló sobre la presencia del brasileño Marcelo Vieria en el once, y declaró que el lateral izquierdo del Real Madrid es "muy importante" para el cuadro madridista.

"Tiene unas características diferentes a las de Coentrao, que también es muy buen lateral. Es verdad que Marcelo tiene una habilidad ofensiva increíble. Cuando juegas con este sistema, el trabajo de los laterales es muy importante", aseguró.

Respecto a la ausencia del galés Gareth Bale por lesión, no se mostró "preocupado" y resaltó que tendrá quince días para recuperarse perfectamente. No jugará ante el Levante y después del parón liguero volverá al cien por ciento físicamente.

"No ha sido posible que jugara, tenía una sobrecarga, se le ha hecho una resonancia y no hubo nada especial. Estamos esperando a que se recupere. No estaba al cien por ciento y después de quince días va a estar a punto. Es normal que no esté contento, quiere jugar, tiene mucha ilusión y esto no es un problema. Ahora tenemos tiempo para ponerle en una buena condición física y evitar lesiones", concluyó.