Febrero 18, 2014

Pellegrini cree que el árbitro decidió el City 0-2 Barcelona; para Martino la serie no está cerrada

El técnico del Manchester City, el chileno Manuel Pellegrini, afirmó que el árbitro "decidió el partido".

"No fue imparcial", sentenció en la sala de prensa Pellegrini, que sostuvo que la entrada del argentino Martín Demichelis sobre su compatriota Leo Messi, que el sueco Jonas Eriksson castigó con penalti y expulsión al inicio del segundo tiempo, se produjo fuera del área de Joe Hart.

El técnico chileno sostuvo que fue un partido "equilibrado" en el que "el Barcelona tuvo dominio pero no creó sensación de peligro durante todo el partido".

"A pesar de quedar con diez, el equipo tuvo coraje y personalidad para tratar de empatar", dijo Pellegrini, que afirmó que el árbitro "arregló" en el encuentro de este matres un "error" que había perjudicado al Barcelona en un partido anterior ante el Milán.

Eriksson "no tuvo ningún control sobre el partido. Fue una mala decisión poner un árbitro sueco en un partido tan importante", afirmó Pellegrini.

El entrenador ‘citizen' lamentó que fue "muy difícil disputar los últimos veinte minutos ante el Barcelona con diez jugadores" tras la expulsión de Demichelis.

"Aún así, jugamos bien incluso con uno menos. El Barça no tuvo opciones de marcar excepto en el penalti", analizó el chileno, que subrayó que los suyos tuvieron "dos o tres opciones" durante el partido de superar al portero del Barcelona, Victor Valdés.

Gerardo Martino asegura que su equipo no está confiado


El técnico del FC Barcelona afirmó que la victoria le aporta tranquilidad al equipo de cara al encuentro de vuelta, pero no dio por cerrada la eliminatoria.

"La sensación que tengo es de tranquilidad, porque hemos hecho un buen partido. Hemos ganado en los primeros minutos de un partido de 180. Ahora tendremos que pensar en la vuelta como si fuéramos 0-0", señaló Martino en la rueda de prensa posterior al duelo.

El argentino subrayó la "actuación sólida del equipo en líneas generales" y señaló que la intención del Barça fue desde el primer momento la de ir a por la victoria.

"Armamos nuestra estrategia de juego sin la posibilidad de pensar otro resultado que no fuera ganar", afirmó Martino, que renunció a un delantero como Pedro para dibujar un centro del campo con Iniesta, Xavi, Cesc y Busquets.

"Jugamos distinto a cuando lo hacemos con tres delanteros. La elección de otro centrocampista estaba vinculada con el hecho de poder tener más y mejor posesión de la pelota y tener que correr un poco menos", indicó el técnico azulgrana.

Sobre la actuación de Leo Messi, autor del primer gol del Barcelona, de penalti, Martino destacó "el gran compromiso que tuvo a la hora de querer recuperar la pelota".

El técnico reconoció además que su equipo "sufrió" durante algunos tramos del duelo: "Hubo 10 minutos en el primer tiempo en los que perdimos el control del juego, y diez minutos en el segundo que fueron más peligrosos".

"El Manchester tuvo dos situaciones de gol. Pusimos más en riesgo la pelota (en esos diez minutos), la perdimos con más facilidad e hicimos un partido de ida y vuelta que no nos convenía", señaló.