Marzo 11, 2014

Gerardo ‘Tata’ Martino defendió su trabajo y a los jugadores del Barcelona

"No entiendo que el liderazgo deba jugarse persiguiendo a los jugadores, retándolos, haciendo conferencias de prensa para atacarlos. Si buscan un liderazgo así, en mí no lo van a encontrar", manifestó en la víspera del partido de Liga de Campeones ante el Manchester City.

Menos tenso que otras veces, Martino restó importancia a las críticas que está recibiendo por el notable descenso en el rendimiento del equipo y defendió a muerte a sus jugadores.

"Las derrotas contra el Valencia, la Real y el Valladolid no tienen nada que ver entre sí. Son por diferentes cosas relacionadas con motivos futbolísticos. Hay irregularidad en el juego, pero no es falta de motivación ni descenso del nivel de las individualidades", aseguró.

En este sentido, el preparador argentino insistió en que no siente "la necesidad" de motivar al grupo, porque lo ve suficientemente motivado, y tampoco ve una falta de liderazgo sobre el terreno de juego.

"En este equipo hay líderes, por temperamento, por carácter. Y otros que son líderes futbolísticos. No es un problema de falta de liderazgo", aseveró.
Por eso, insistió en que no descarta "en absoluto" ganarlo todo esta temporada, incluida la Liga. "Este equipo tiene amor propio, temperamento, valentía, y sabe jugar este tipo de partidos comprometidos", destacó.

Encuentros como el de este miércoles ante el City, que visita el Camp Nou con un 0-2 desfavorable que deja al Barça un camino franco hacia los cuartos de final de la 'Champions'.

Sin embargo, el Tata piensa plantear el encuentro "como si fuera la segunda parte de un partido que va 0-0", un duelo que el entrenador de Rosario confía que sirva "para recuperar sensaciones".

En Manchester, un centro del campo poblado con Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc y Messi, dominó a placer a los de Manuel Pellegrini. "Lo que dije del planteamiento antes de la ida, sirve para ahora", apuntó Martino, dejando entrever que puede repetir el mismo esquema de juego.

Eso dejaría fuera del once a Neymar da Silva, que no ha recuperado su mejor versión desde que sufrió un esguince de tobillo que lo tuvo tres semanas parado.
Martino defendió al internacional brasileño: "Es un futbolista que no se lesiona nunca y tuvo una lesión muy inoportuna. Está tratando de rencontrarse de nuevo con su mejor versión".

En cualquier caso, el Tata, que un día más ha declinado valorar su futuro como entrenador azulgrana, se ha mostrado convencido de que "cuando el equipo vuelve a ganar y jugar bien, las críticas desaparecerán".