Diciembre 9, 2014

Aunque Arsenal goleó 1-4 al Galatasaray, no le alcanza para ganar el grupo D

 

El Galatasaray no logró ni una salida decorosa de la competición, que era de lo que se trataba, sabiendo que ya estaba fuera de la Liga de Campeones y que su único objetivo era brindar un triunfo a su público.

 

Un juego brillante habría dado alas al recién nombrado entrenador, Hamza Hamzaoglu, que reemplazó a finales de noviembre al italiano Cesare Prandelli tras los malos resultados.

 

No hubo oportunidad. Desde el primer momento, el Arsenal mostró todo su poderío y ya en el minuto tres, un trallazo a la escuadra del alemán Lukas Podolski puso el marcador a favor de los ingleses.

 

En el minuto 11 fue Aaron Ramsey quien entró hasta el área turca tras recibir el balón de Alex Oxlade-Chamberlain, y puso el balón en la red con un disparo cruzado.

 

El segundo tanto de Ramsey, en el minuto 29, añadió belleza a la técnica: tras un saque de esquina de Campbell, el balón rebotó en la cabeza de Hakan Balta y salió despedido muy lejos del área, desde donde un remate de enorme fuerza y precisión lo colocó en la escuadra. Un golazo.

 

Con tres goles en el bolsillo, los ingleses parecían centrarse más en la defensa y lo hicieron con tanto éxito que el Galatasaray no consiguió un solo tanto hasta el tramo final del segundo, pese a que sus ataques eran continuos.

 

El gol turco, casi de consolación, vino en el minuto 87, tras una falta de Mertesacker y un tiro libre de Sneijder, esta vez sí ejecutado con precisión, sin dejar opción a Szczesny.

 

Pero, de nuevo Podolski recuperó la distancia en el marcador en el minuto 92, al culminar una jugada colectiva.

 

Ficha Tecnica: