Diciembre 10, 2014

En juego de trámite, Bayern Munich goleó 3-0 al CSKA de Moscú

Rafinha, Xabi Alonso, Arjen Robben y Robert Lewandowski empezaron el partido en el banco. Además, Guardiola aprovechó para darle minutos a Bastian Schweinsteiger que, tras una larga lesión, jugó este miércoles su primer partido de la temporada como titular y para hacer debutar en la Liga de Campeones al joven canterano Gianluca Gaudino.

 

La primera llegada fue del CSKA, un cabezazo desviado de Doumbia en el minuto 6, pero el Bayern era el dueño de la pelota y del campo mientras que el equipo ruso pasaba la mayor parte del tiempo encerrado en su propia área.

 

En el minuto 18 el Bayern abrió el marcador gracias a un penalti convertido por Thomas Müller y que se produjo por una falta de Nathko contra Franck Ribery dentro del área.

 

El partido siguió en la misma tónica aunque en sus esporádicos intentos de contragolpe el CSKA tuvo una gran ocasión en una excelente jugada individual de Doumbia que se deshizo de toda la defensa del Bayern, con túnel incluido a Jerome Boateng, pero fracasó al tratar de definir ante Manuel Neuer.

 

Del lado del Bayern, la mejor ocasión para aumentar la cuenta la tuvo Schweinsteiger en el minuto 41 con un remate que Igor Akinféef desvió a saque de esquina.

 

Para la segunda parte, Guardiola dejó en el vestuario a Müller y a Ribery para darle paso a Robben y Lewandowski. Ante todo la entrada de Robben le dio más dinamismo al ataque del Bayern que empezó a tener mucho más llegada que en la primera parte.

 

El propio Robben tuvo dos buenas llegadas, en el 59' y en el 72', y ambas veces se encontró con Akinféev. En el 79 Lewandowski estrelló un balón contra el poste.

 

Finalmente, en el 86' llegó el segundo tanto para el Bayern, mediante un cabezazo de Sebastian Rode a centro de Schweinsteiger desde la banda izquierda.

 

Ya en el minuto 90, a pase de Lewandowski, Götze hizo el tercero con un remate desde corta distancia.