Abril 22, 2015

"Hasta la expulsión de Arda el partido estaba donde queríamos": Diego Simeone

 

"(Hasta la expulsión de Arda) el partido estaba donde queríamos", explicó el técnico argentino en la rueda de prensa posterior al encuentro, en la que abundó que la segunda tarjeta amarilla al centrocampista turco "cambió todo el trayecto final del partido", aunque no profundizó más en la jugada, en si era justa o no la expulsión.

 

"Sobre la expulsión no tiene sentido opinar. Ya el partido pasó y cualquier cosa que se pueda decir no influye en lo que pueda venir por delante", valoró sobre esa acción, al tiempo que remarcó: "Me voy orgulloso de mi equipo. Una vez más competimos enormemente bien en una competición muy difícil y muy importante como ésta".

 

"Haber llegado a la instancia que llegamos y haber competido como hoy me da la seguridad de tener un equipo de hombres, un equipo que trabaja, que a veces juega bien y a veces mal, y tengo un orgullo enorme de estos futbolistas. Estoy agradecido de poder ser entrenador de estos jugadores que han dado todo", añadió.

 

"De chiquito me enseñaron que en el juego hay que competir y cuando uno compite y da la vida se va a casa contento. Cuando el equipo trabaja como hoy trabajó, ninguna sensación negativa. Orgulloso de tener estos futbolistas. Hay muchos entrenadores que pueden tener envidia, porque se tiran de cabeza, corren los 90 minutos y dan todo", insistió.

 

Simeone transmitió sus "felicitaciones al rival, porque hizo un buen partido y un lindo gol", y apostó por pensar ahora en la tercera plaza de la Liga: "Ahora, a seguir preparando el partido del Elche (el próximo sábado en el Vicente Calderón) en una posición importante que necesitamos para el año que viene".

 

"Salvo los primeros 10 minutos, donde no lo pasamos bien y el equipo sufrió la intensidad que ellos impusieron, a partir de ahí creo que el partido fue mucho más parejo, con un rival que tenía más el balón, pero con la sensación de que nosotros cubríamos muy bien los espacios del campo y trabajábamos en consecuencia de lo que queríamos", explicó del derbi de esta noche.

 

A su equipo, según él, le faltó "mucha más conexión" hacia el ataque: "En las veces que hemos podido tener la pelota por los laterales encontrábamos la salida de Gámez y Juanfran. La presencia de Koke en el medio fue muy buena. Las combinaciones no terminaron de ser importantes en base al buen trabajo del rival también".

 

Simeone, cuyo favorito para la Liga de Campeones es "el que la gane", también fue preguntado por la posibilidad de haber dado entrada a Fernando Torres en algún tramo del encuentro. "El momento de que Tiago no podía más, poner a Torres de medio centro era medio complicado", respondió.