Mayo 13, 2015

Las miradas se centran en el reencuentro de Suárez con Evra y Chiellini en la final

 

La noticia es la gran final de la Champions League entre Barcelona y Juventus, luego de haber superado a Bayern Munich y Real Madrid, respectivamente, en la fase semifinal. Sin embargo, es imposible no recordar los inconvenientes extradeportivos que ha tenido Luis Suárez con Patrice Evra en la Premier League y con Giorgio Chiellini en el Mundial Brasil 2014.

 

Al delantero uruguayo se le acusó de inferir insultos raciales contra el defensor francés en un juego entre Liverpool y Manchester United, disputado en octubre de 2011.

 

Luego de estudiar el caso, la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA) sancionó inicialmente a Luis Suárez con ocho partidos sin poder jugar y 40 mil libras esterlinas.

 

Pero no terminó ahí, ya que en febrero de 2012 ambos equipos se volvieron a encontrar y en esta ocasión, antes de comenzar el partido, Suárez no quiso saludar a Evra en los actos de protocolo, hecho que indignó al francés.

 

Con Giorgio Chiellini fue diferente, ya que la agresión no fue verbal sino física. El juego Italia vs. Uruguay, por la tercera fecha del Grupo D, fue escenario del mordisco que le dio Luis Suárez al italiano, lo que le costó no poder estar con la ‘celeste' en la Copa América Chile 2015, porque fue sancionado con nueve partidos oficiales vistiendo la casaca de su selección.

 

Este sábado 6 de junio se volverán a encontrar en Berlín, Luis Suárez con el Barcelona y Patrice Evra y Giorgio Chiellini con Juventus.

 

Temas relacionados: