Octubre 19, 2015

Barcelona visita, este martes, al Bate Borisov para consolidar liderato del grupo E

El Bate Borisov, que condenó al descenso al histórico Dinamo Minsk, es un viejo conocido del equipo catalán, ya que estuvieron en el mismo grupo europeo hace cuatro temporadas, con un parcial de 9-0 para el actual campeón de la Liga de Campeones.

Así, el conjunto español goleó a domicilio al bielorruso (0-5), que entonces disputaba sus partidos como local en el Estadio Dinamo de Minsk. En el encuentro jugado en el Camp Nou, el Barça se impuso también con contundencia (4-0). Hasta la fecha, esos dos han sido los únicos precedentes entre ambos equipos.

El Bate vuelve a contar ahora con el exbarcelonista Alexandr Hleb, que militó durante un tiempo en la liga turca y que vive una segunda juventud, tanto con el club como con la selección.

No es la primera vez que el Bate derrota a un grande en Champions, ya que otros equipos que han caído ante los leones bielorrusos son el Bayern Múnich y el Athletic Club de Bilbao.

Ante el Barcelona, los bielorrusos recuperaron al delantero Dmitri Mozolevski, que volvió a los terrenos de juego tras dos años de calvario debido a una grave lesión.

Entre los jugadores que pueden salir de titular figura Alexéi Ríos, un bielorruso de padre peruano, mientras el veterano goleador Rodiónov se queda fuera por lesión.

A diferencia de hace cinco temporadas, ahora el BATE disputa sus partidos europeos no en Minsk, sino en su propio estadio, el Borísov Arena, un pequeño pero moderno estadio inaugurado en 2014.

Barcelona, sin Leo Messi, Andrés Iniesta, ni Rafinha Alcántara, pero con Thomas Vermaelen ya recuperado de la lesión en el sóleo de la pierna izquierda que sufrió hace cinco semanas en el Calderón, viaja a Bielorrusia como líder del Grupo E.

Tras empatar en Roma (1-1) la primera jornada, logró una sufrida victoria en el Camp Nou ante el Bayer Leverkusen (2-1), que le coloca con cuatro puntos en lo alto de la clasificación.

El propio Bate contribuyó a ese liderato azulgrana gracias a su inesperado triunfo en casa ante el Roma (3-2), después de estrenarse en la Champions' 2015-16 con una clara derrota en Leverkusen (4-1).

Los hombres de Luis Enrique Martínez intentan sobrevivir sin Messi a unas semanas extrañas donde les cuesta sacar los partidos adelante.

El último sábado, por ejemplo, tuvo que sudar de lo lindo y encomendarse a un genial Neymar, cuatro goles y una asistencia, para deshacerse en la Liga española del Rayo Vallecano, que dominó a los catalanes durante varias fases, pese a caer con estrépito (5-2) en el Camp Nou.

Sin embargo, pocas novedades se esperan en el once azulgrana respecto al último partido. Si acaso, la ya clásica entrada de Ter Stegen como meta de Champions, la de Mascherano por Mathieu como pareja de Piqué en el eje de la defensa y la de Munir por Sandro en para completar el tridente junto a los intocables Neymar y Luis Suárez.

El centro del campo, huérfano de recambios por las lesiones de Iniesta y Rafinha y la imposibilidad de inscribir a Turan, será el mismo que ante el Rayo, con Sergio Busquets en el pivote defensivo y Rakitic y un creciente Sergi Roberto como volantes.


Ficha técnica:

Temas relacionados: