Febrero 17, 2016

Pep Guardiola lamentó la falta de altura de sus jugadores

 

"Todos los equipos del mundo son mejores de cabeza que nosotros", se lamentó Guardiola, que alineó una defensa con 1,75 metros de altura media en el último partido ante el Augsburgo el domingo (3-1).

 

En Turín, el técnico español deberá hacer frente a las bajas en defensa por lesión de Holger Badstuber, Javi Martínez, y Jerome Boateng, mientras que Medhi Benatia llega justo al partido tras su lesión.

 

Juan Bernat (1,72 m) y Philipp Lahm (1,70 m) ocuparon los flancos en el último partido, y el lateral David Alaba (1,80 m) y el centrocampista defensivo Joshua Kimmich (1,74 m) el eje de la zaga.

 

Frente a los espigados delanteros de la Juventus de Turín, Mario Mandzukic (1,87 m), Álvaro Morata (1,90 m) y Paulo Dybala (1,77 m) deberán intentar evitar los centros.

 

"Deberemos impedirles que salten alto", señaló por su parte el director deportivo del conjunto bávaro Matthias Sammer.

 

Menos preocupado se mostró el delantero Thomas Müller, confiado en sus defensores. "Son muy fuertes en las entradas, entregados, rápidos. Tienen todo lo que se necesita, salvo la talla habitual de un defensa central", juzgó el delantero alemán.