Mayo 26, 2016

Hace 17 años se vivió una de las más emocionantes finales de Champions League

Aquella Champions League de la temporada 1998 - 1999 tiene numerables razones para ser recordada y no solo por su emocionante final, definida en el tiempo de reposición, sino también por hechos de logros o fracasos de jugadores particulares, que posteriormente harían historia. 

El sorteo dejó en el mismo grupo a los dos equipos que serían finalistas. Bayern Munich y Manchester United igualaron 2-2 en Alemania y 1-1 en Inglaterra en la primera ronda de la fase de grupos, la cual ambos superaron, los alemanes como líderes de la liguilla y el United como uno de los mejores segundos.

Ya en cuartos de final, recordemos que en esa época no existía la fase de octavos, Bayern eliminó a Kaiserslautern, mientras que el United a Inter. En semis los dos conjuntos siguieron imparables ante Dinamo de Kiev y Juventus, respectivamente.

En la final del Camp Nou se enfrentaban sin duda los dos mejores equipos de la temporada en Europa. Por un lado, los bávaros apenas contaban con una derrota, contra Brondby en la fase de grupos; y por el otro, Manchester United, invicto en la Champions League de aquella temporada.

Todo inició de maravilla para los alemanes, dirigidos por Ottmar Hitzfeld que con gol de Mario Basler en el minuto 5 de tiro libre, le rompía el invicto a conjunto de Alex Ferguson.

El juego se mantuvo con el mismo marcador, a pesar de los dos palos del Bayern Munich y un par de ‘tapadotas' de Peter Shmeichel, hasta precisamente el final. La Premier League desde años atrás nos emociona con sus desenlaces durante los últimos minutos de sus juegos y así lo hizo Manchester United en la Champions League.

Teddy Sheringham, veterano delantero del fútbol inglés y propietario de la casaca con el número 10, había entrado al minuto 67, remplazando a Jesper Blomqvist y en el 91' igualó el encuentro en 1-1, tras conectar un remate de Ryan Giggs y mandar al fondo de la red la pelota, sin dejarle opción de respuesta a Olive Kahn.

Pero la cosa no se quedó ahí. En el 81' Ole Gunnar Solskjaer entró como siempre lo hacía, desde la banca. En el 93' volvió a hacer su milagro y el ‘suplente de oro' direccionó un cabezazo de Sheringham dentro del arco de Kahn para darle la ‘orejona' a los ‘diablos rojos', 31 años después de su primera conquista.

Aquella Champions League también será recordada por Andriy Shevchenko del Dinamo de Kiev que fue el mejor delantero y por negarle la oportunidad de ganar una Champions League a su amplia carrera a Lothar Matthaus. Luego, David Beckham sería elegido como mejor jugador del torneo y empezaría a construir su imperio mediático como fenómeno comercial.

Formaciones:

Manchester United: Peter Schmeichel; Gary Neville, Jaap Stam, Ronny Johnsen, Denis Irwin; Nicky Butt, Ryan Giggs, David Beckham, Jesper Blomqvist; Andy Cole y Dwight Yorke.

Cambios: Teddy Sheringham por Jesper Blomqvist y Ole Gunnar Solsjkaer por Andy Cole.

Bayern Munich: Oliver Kahn; Lothar Matthaus, Markus Babbel, Samuel Kuffour, Thomas Linke, Michael Tarnat; Jens Jeremies, Stefan Effenberg; Mario Basler, Carsten Janker y Alexander Zickler.

Cambios: Mehmet Scholl por Alexander Zickler, Thorsten Frinks por Lothar Matthaus y Hasan Salihamidzic por Mario Basler.

Árbitro: Pierluigi Colina