Octubre 18, 2016

Real Madrid venció 5-1 a Legia y cumplió con su misión en Champions

 

Real Madrid se impuso 5-1 al Legia de Varsovia este martes en la tercera fecha de la Liga de Campeones en un partido en el que los blancos sufrieron algo más de lo previsto pese a lo abultado del marcador.

 

La victoria permite a los blancos seguir en la segunda posición del grupo F, por detrás del Borussia Dortmund, aunque con los mismos puntos (7'). Sporting de Lisboa (3º) y Legia (4º) suman 3.

 

El partido se vio precedido por algunos enfrentamientos entre hinchas polacos y la policía española, que se saldaron con siete heridos.

 

"Estos incidentes influyen negativamente sobre nosotros, tenemos que afrontarlo y hacer lo posible para que no vuelva a ocurrir en el futuro", aseguró tras el partido el técnico del Legia, Jacek Magiera.

 

El galés Gareth Bale se encargó de abrir el marcador con un tiro cruzado (16'), antes de que Marcelo soltara un tiro que desvió Tomasz Jodlowiec despistando al meta Arkadiusz Malarz (20').

 

Apenas un minuto después, Miroslav Radovic transformaba un penal para recortar distancias (21'), pero cerca ya del descanso el joven Marco Asensio recibió un balón atrás de Cristiano Ronaldo para marcar el 3-1 (36), antes de que Lucas Vázquez y Álvaro Morata cerraran la cuenta en el segundo tiempo.

 

Los merengues se encontraron con un Legia bien plantado en el campo, que presionaba arriba la salida del balón, incomodando el juego blanco aunque acabaron imponiendo su mejor pegada.

 

"Con las ocasiones que tuvimos es un resultado demasiado abultado", aseveró Magiera.

 

- Floja defensa -

 

Al cuarto de hora, Vadis Odjidja dio el primer susto con un tiro al palo de la portería de Keylor Navas (12').

 

Los blancos se mostraron flojos en defensa, especialmente por la banda derecha de Danilo, que no tuvo su noche.

 

"Estoy contento con la actuación ofensivamente, defensivamente hemnos fallado un poco más de lo habitual, pero era la opción", expresó Zinedine Zidane tras el partido, recordando que apostó por el ataque y eso repercutió en que "defensivamente hemos fallado un poco más de lo habitual".

 

En medio de un partido de ida y vuelta, Bale apareció por la derecha para irse hacia el interior y soltar un tiro cruzado que adelantaba a su equipo en el marcador (16).

 

Apenas cuatro minutos después llegaba el segundo tanto con el tiro de Marcelo, que desvió Jodlowiec despistando al portero Malarz (20').

 

Pero, el Real Madrid apenas tuvo tiempo de celebrarlo cuando en un rápido ataque, el Legia sorprendió a la defensa blanca y Danilo acabó concediendo un penal, que transformó Radovic (21').

 

Fue el primer gol del Legia en Champions en 21 años.

 

Con el 2-1, el Real Madrid volvió a dar un paso atrás, que permitió de nuevo llegadas de los visitantes, aunque cerca del descanso apareció Marco Asensio para hacer el 3-1 al rematar con un tiro raso pegado al palo un balón dejado atrás en el área por Cristiano Ronaldo (36').

 

El astro luso se peleó continuamente en el área buscando ampliar su cuenta goleadora, en busca del récord de los 100 goles en Liga de Campeones del que le separan cuatro tantos, pero sin fortuna este martes.

 

- Los canteranos -

 

Tras el descanso, el Real Madrid pareció dar un paso adelante y se mostró más dominador, presionando algo más arriba y recuperando el balón.

 

Zidane buscó dar más aire al ataque sacando a Álvaro Morata por el colombiano James Rodríguez, que este martes fue titular en su vuelta tras la lesión muscular que le tuvo alejado de los terrenos de juego dos semanas, así como a Lucas Vázquez por Gareth Bale, muy activo durante la hora larga que estuvo en el terreno de juego.

 

El cambio surtió efecto puesto que apenas habían pisado el campo los dos canteranos cuando se asociaron para hacer el 4-1 que dejaba sentenciado el partido.

 

Morata centró desde la banda izquierda al área, donde apareció Lucas Vázquez para empalmar un tiro que se coló en la portería del Legia (68').

 

Este cuarto tanto tuvo el efecto de volver a adormilar al Real Madrid, que volvió a dejar jugar al Legia.

 

Los polacos, sin embargo, acusaron el esfuerzo desplegado durante el encuentro y se mostraron menos precisos en sus pases y en su juego.

 

En los últimos minutos, el Real Madrid siguió llegando a la portería contraria y Álvaro Morata se encargó de cerrar la cuenta con un tiro raso casi al término del encuentro (85').
 

Ficha técnica: