Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Colón protagonizó insólito penalti en Argentina: defensa cambió de rol y agarró el balón con la mano

Tras un saque de meta que terminó entre las manos de Paolo Goltz, defensa de Colón, el árbitro decretó uno de los más polémicos penaltis del fútbol argentino. El video ya es tendencia en redes.

Independiente vs Colón
Foto: Twitter de @Independiente.

El pasado sábado 18 de marzo se presentó una de las jugadas más polémicas y curiosas en lo que va del año en la Primera División del fútbol argentino, pues, en el duelo entre Independiente y Colón de Santa Fe por la octava jornada, el conjunto ‘sabalero’ cometió una pena máxima insólita que el conjunto ‘rojo’ convirtió en gol a solo diez minutos para el pitido final.

Lo que sería un saque de meta común y corriente, culminó en un gol en contra y todo un espectáculo que puso a prueba al VAR y árbitro central del encuentro con las reglas a la mano para terminar en la contundente determinación de pitar la pena máxima a favor de Independiente.

Todo sucedió cuando el juez Nicolás Lamolina procedió a dar la orden a Ignacio Chicco, guardameta de Colón, de sacar de arco. El portero argentino procedió a darle el balón a su compañero en la zona defensiva: Paolo Goltz, para hacer el respectivo saque, eso sí, no sin antes darle un toque a la pelota con el pie después de haberlo puesto a tierra.

El central del conjunto ‘sabalero’ agarró el esférico con sus manos para acomodarlo y hacer el respectivo saque de meta, hecho que de inmediato generó una airada reacción en los jugadores de Independiente, que rodearon al árbitro del encuentro para que sancione la pena máxima.

Publicidad

Frente a esta situación Lamolina pidió calma y espero reacciones e indicaciones del VAR, que lo llamó a revisar la acción para que posteriormente sancione el penalti a favor de los ‘rojos’, esto porque antes de que Goltz agarrara el balón con la mano, el arquero ya lo había puesto en juego con su pie, por lo que la acción en ilegal y por ende sancionable.

Matías Giménez fue el encargado de poner el 2-1 parcial a los 80 minutos de juego a favor de los locales, que Colón igualaría a los 90+11 de adición, por medio de Ramón Ábila para darle un cierre dramático a un juego que le terminaría costando el puesto al entrenador de Independiente: Leandro Stilliano.

Minutos después del encuentro, el protagonista de la polémica acción se refirió ante los medios de comunicación por lo sucedido: “En mi caso voy con la cabeza pensando en que la voy a agarrar y justo Nacho mueve la pelota. Y la agarro. No había sentido el silbatazo tampoco. Y me enoja porque no estamos en condiciones como para regalar este tipo de cosas. Soy bastante grande como para asumir si fue un error mío”.

Publicidad

“El árbitro no dio la orden, eso sí, él dice que no siempre es necesario, pero en muchas jugadas volvió para atrás. Además, se lavó las manos en una amarilla que tenía que sacarle a uno de los laterales de Independiente, no cobró penales… Es lo que sentí desde adentro de la cancha”, enfatizó Paolo Goltz.

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial
  • Publicidad