Junio 19, 2013

Brasil e Italia alcanzaron su paso a las a semifinales

Neymar sigue siendo el gran protagonista de la Copa. El brasileño tomó nuevamente el mando de su selección, dejó un golazo enganchando un rechace con un zurdazo imparable y cerrando el partido con una bella acción de regate y salida en velocidad para regalar el segundo a Jo.

Fulminó Brasil a México, que se convirtió en la primera selección eliminada de la Copa Confederaciones, alejada de la imagen que le llevó a cosechar éxitos recientes. Desdibujada ante Italia y este superada en todo momento, sin capacidad de reacción.

No tardó en seguir su camino Japón y eso que rozó la proeza ante Italia, cuando se quitó los nervios del debut y desató su fútbol más brillante.

Dinámicos, veloces y verticales, los japoneses tuvieron a la Azzurra en la lona en la primera parte. Honda abría el marcador de penalti, Kagawa hacía el segundo de volea y Buffon era el gran protagonista con sus paradas.

Pero Italia siempre vuelve. Cuando no daba síntomas de reacción, De Rossi hizo un tanto clave de cabeza a cuatro minutos del descanso, y en la reanudación, en tan solo dos minutos, voltearon el marcador.

El espíritu guerrero de Japón propició el encuentro más vistoso de la Copa de las Confederaciones 2013.

No bajó los brazos en ningún momento y un testarazo de Okazaki volvió a igualar el partido. Tuvo el triunfo la selección nipona, que en una misma jugada remató al poste y el travesaño, pero en una competición continental más acabó acusando su inocencia. A cuatro minutos del final Giovinco sacó del apuro a Italia, le dio el triunfo y dejó visto para sentencia el Grupo A.

Brasil e Italia decidirán el primer puesto del grupo en un duelo entre ambos. Antes, se disputará mañana, jueves, la segunda jornada el Grupo B.

España quiere recuperar el liderato ante la débil Tahití (16.00 locales, 19.00 GMT, en el Maracaná) y en Salvador miden fuerzas Uruguay y Nigeria (19.00 locales, 22.00 GMT).

Temas relacionados: