Junio 29, 2013

10.600 policías encargados de la seguridad en la final de Copa Confederaciones

La Secretaría Extraordinaria de Grandes Eventos del Ministerio de Justicia indicó que 10.000 efectivos de las policías Civil, Federal y Militarizada y 600 agentes más del grupo de elite Fuerza Nacional de Seguridad participarán del esquema de seguridad, el mayor desplegado en la "ciudad maravillosa".

Las ciudades de Río de Janeiro y Niteroi, las principales del estado, que están unidas por un puente, reúnen un contingente habitual de 5.646 agentes en sus 17 batallones policiales, de acuerdo con números publicados por la revista semanal Veja.

Entre los 10.000 agentes que participarán en el esquema de seguridad en el estadio Maracaná y sus alrededores, 6.000 forman parte de la Policía Militarizada.

Unos 7.400 militares del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, en tanto, estarán dispuestos en tierra, mar y aire en puntos estratégicos de la ciudad para brindar apoyo al esquema policial específico dispuesto para el partido.

En el primer partido en Río de Janeiro, entre las selecciones de México e Italia (1-2) el pasado 16 de junio, el contingente policial fue de 6.000 efectivos, mientras que para un derbi carioca, entre los populares clubes Flamengo y Vasco da Gama, el número de policías no supera los 1.000.

El control del tráfico de vehículos en las proximidades del estadio estará a cargo de 735 agentes de tránsito.

Paralelo a la finalísima de la Copa Confederaciones están convocadas manifestaciones en dirección al estadio Maracaná, que se suman a la ola de protestas que agitan desde hace casi tres semanas a todo Brasil.