Marzo 21, 2013

Golear a San Marino y pelear ante Montenegro, la misión de Inglaterra

Tras batir al combinado que entrena el italiano Giampaolo Mazza por 5-0 el pasado 12 de octubre en Wembley, los ingleses llegan al pequeño estado europeo con confianza para volver a firmar un marcador amplio en su visita al Estadio Olímpico de Serravalle.

El encuentro servirá para calentar motores para el más trascendente choque del próximo martes ante Montenegro, que lidera el grupo de Inglaterra con dos puntos de ventaja sobre la selección de los ‘tres leones'.

El 1-1 que los ingleses obtuvieron en Polonia en octubre y el 1-1 que sacó Ucrania de Londres en septiembre han dejado sin el liderato de su liguilla a los de Hodgson que, si superan a San Marino, tendrán la oportunidad la próxima semana de revertir esa situación.

Para ello, los ingleses no podrán contar con la ayuda del central de Manchester United Rio Ferdinand, que a sus 34 años sufre un problema en la espalda que le obligó a retirarse de la concentración después de haber recibido la llamada de Hodsgon tras casi dos años sin ser convocado como internacional.

El técnico de Inglaterra tampoco podrá disponer del defensa de Chelsea Gary Cahill, el de Tottenham Michael Dawson, ni con el centrocampista de Arsenal Jack Wilshere, todos ellos lesionados.

Quien sí estará disponible será el guardameta de Manchester City Joe Hart, que esta semana admitió que, aunque su temporada no ha resultado "brillante", está dispuesto a luchar por acabar la campaña con Inglaterra como líder de grupo en la clasificación para Brasil 2014.

El portero inglés hizo un llamado a la concentración ante un rival inferior sobre el papel, si bien no pudo evitar bromear sobre San Marino: "He comprobado las estadísticas para ver si alguien había logrado marcarles un gol recientemente", ironizó Hart.

San Marino ha perdido todos los encuentros que ha disputado en la liguilla, ha recibido 16 goles hasta ahora y no ha marcado ninguno.

"Alguien va a acabar concediendo un gol ante ellos y espero no ser yo", comentó Hart, que subrayó que "lo importante para el grupo es ganar" este viernes.

Mazza, por su parte, no tiene lesiones destacadas en su vestuario y se espera que su once sufra pocas variaciones respecto al equipo que perdió por 3-0 ante Montenegro en noviembre, cuando los delanteros Danilo Rinaldi y Matteo Vitaioli trataron sin éxito de batir al portero Mladen Bozovic.

Inglaterra vive un momento dulce después de ganar en un amistoso a la poderosa selección de Brasil, en Wembley, el pasado 6 de febrero (2-1), que sirvió para que los jóvenes del equipo se reivindicaran ante sus aficionados.

La victoria sirvió además como bálsamo para que los ingleses olvidaran los resultados grises que venían cosechando en los últimos encuentros.

Después de la goleada a San Marino en octubre, los de Hodgson solo habían logrado empatar ante Polonia y habían perdido por 4-2 un amistoso disputado en Suecia.

Ante el choque de la próxima semana ante Montenegro, y para evitar que el equipo se vuelva a confiar después de superar a un rival débil como San Marino, el centrocampista Scott Parker recalcó la necesidad de mantener la concentración.

"Van a ser dos rivales completamente diferentes. Tenemos que prepararnos lo mejor que podamos. Ahora, nuestro principal foco es San Marino, un encuentro que va a ser muy distinto al de Montenegro", afirmó Parker.

El inglés sostuvo que el juego de San Marino consistirá en "situar a once jugadores por detrás de la pelota", y que la principal dificultad para su equipo será encontrar la forma de abrir ese cerrojo.

Por su parte, San Marino tiene nulas esperanzas de clasificarse para Brasil 2014, pero aspira a firmar alguna actuación meritoria en la fase de clasificación.

Ante Inglaterra y en vistas a su choque frente a Polonia el próximo día 26, deberán jugar con prudencia tanto Vitaioli como el portero Simoncini, ambos con dos tarjetas amarillas en una selección que acumula 13 amonestaciones en los cuatro partidos que ha disputado.

En el ránking de FIFA, con cero puntos, San Marino comparte la última plaza, la 207, con el combinado de Bután y el de las Islas Turcas y Caicos, un territorio entre Haití y la República Dominicana dependiente del Reino Unido.

Alineaciones probables:

San Marino: Simoncini; Valle, Benedettini, Bollini, Cervellini; Palazi, Vannucci, Cibelli, Coppini; Rinaldi y Vitaioli.

Inglaterra: Hart; Johnson, Smalling, Lescott, Cole; Walcott, Cleverley, Gerrard, Milner; Rooney y Welbeck.

Árbitro: Alain Bieri (Suiza).

Estadio: Estadio Olímpico de Serravalle (San Marino).