Marzo 21, 2013

Francia recibe a Georgia pensando en el duro duelo ante España

El duelo frente a ‘la roja' decidirá previsiblemente quién se hace con el primer puesto del grupo I de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil, pero de poco servirá ese encuentro, considerado una cumbre, si Francia o España no logran el pleno de puntos contra el resto de los rivales.

Por eso, Deschamps se esforzó en los últimos días en tratar de que sus tropas piensen en Georgia y olviden momentáneamente a España, pese al brillo y promesas que genera el duelo frente a los de Vicente del Bosque.

Una tarea complicada, puesto que el seleccionador francés ha visto cómo el partido frente a España fagocitaba completamente el duelo contra Georgia, que puede atragantarse a los ‘bleus'.

Deschamps recordó que el equipo georgiano sabe cerrarse bien atrás y que España ya tuvo problemas para abrir la lata en Tiflis en septiembre pasado, cuando tuvo que esperar hasta el minuto 86 para que Roberto Soldado hiciera el tanto de la victoria.

"No me extrañaría que pusieran seis defensas y cuatro centrocampistas defensivos", aseguró el seleccionador francés, que sabe que la faceta ofensiva no es en la que su equipo saca mejor nota, sobre todo porque su atacante estrella, Karim Benzema, atraviesa una sequía goleadora que dura ya 839 minutos y que hace remontar su último tanto internacional a junio de 2012.

Pese a que el seleccionador ha reiterado una y otra vez su confianza en el atacante de Real Madrid, el entorno del equipo se inquieta y los aficionados comienzan a dar muestras de que su paciencia tiene un límite.

Un sentimiento que se afianza por el hecho de que Olivier Giroud, su teórico sustituto, parece atravesar un buen momento de forma y llega con el sello de ser el héroe del Vicente Calderón, autor del tanto del empate contra España hace cuatro meses en el duelo que se ha convertido en la referencia de los franceses.

Repetir aquella gesta, plantar cara al equipo que Francia entera considera como "el mejor del mundo", según las palabras del propio seleccionador, es de nuevo la tarea que se han fijado los ‘bleus', sabedores que es el único medio de lograr el billete para el Mundial del año próximo sin pasar por los siempre azarosos partidos de repesca.

Pero antes hay que ganar a Georgia, lo que exige marcar y proteger la portería. En este segundo aspecto, Deschamps puede aprovechar el encuentro para hacer debutar al joven central Raphael Varane, reclamado por la prensa de todo el mundo tras sus buenas actuaciones con el Real Madrid con apenas 19 años.

Todo apunta a que el joven defensor formará el eje de la defensa francesa junto al parisiense Mamadou Sakho, el único jugador que ha disputado todos los encuentro de la era Deschamps.

El duelo contra Georgia también puede servir para hacer debutar como internacional al juventino Paul Progba, que acaba de cumplir 20 años y cuyas gestas con la ‘vechia signiora' le han llevado hasta la selección.

Deschamps tiene a cuatro jugadores (Matuidi, Cabaye, Gonalons y Koscielny) amenazados de suspensión, por lo que puede decantarse por darles descanso mañana para asegurar su presencia contra España.

Enfrente, la selección georgiana ha elevado su nivel de la mano de Temuri Ketsbaia, que mantiene al equipo en el puesto 69 de la FIFA, gracias a una generación de jóvenes jugadores, de pequeña talla, disciplinados y duros físicamente, capaces de complicar la vida a cualquier rival.

Con ese espíritu llegarán al Estadio de Francia para mostrar su mejor rostro, representado por el joven Jano Ananidze, un jugador de 20 años que milita en el Spartak de Moscú pero que es seguido por algunos de los principales clubes del continente.

Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Jallet, Varane, Sakho, Clichy; Valbuena, Pogba o Gonalons, Matuidi, Ribéry; Benzema y Giroud.

Georgia: Loria; Lobjanidze, Kashia, Khizanishvili, Amisulashvili; Kobakhidze, Daushvili, Ananidze, Targamadze; Kvirkvelia y Vatsadze

Árbitro: Ivan Bebek (CRO)

Estadio: Estadio de Francia de Saint-Denis.