Marzo 24, 2013

Clarence Seedorf, expulsado por primera vez en Brasil por dos ingenuas amarillas

"No entendí nada", dijo el centrocampista una vez que concluyó el partido correspondiente al campeonato de Río de Janeiro en el que el Botafogo se impuso al Madureira por 1-2, con una brillante actuación del jugador holandés.

Había colaborado con el primer gol de su equipo y anotado el segundo, cuando ya en el tiempo añadido el entrenador Oswaldo de Oliveira decidió sustituirle.

Seedorf fue amonestado por el árbitro Philip Georg Bennett porque, al parecer, al momento de abandonar el campo salía por el lado contrario al que indicó el juez.

El jugador insistió y el árbitro le mostró la segunda amarilla e inmediatamente la roja.

La expulsión no fue el único momento polémico que vivió el veterano jugador holandés, de 37 años, durante el partido.

En el primer tiempo, el árbitro marcó un claro penalti a favor del Botafogo tras una falta contra el atacante Rafael Marques y Seedorf se disponía a ejecutarlo.

Sin embargo, el árbitro se dirigió a conversar con su asistente y después de casi dos minutos regresó al punto de penalti, recogió el balón, anuló su decisión anterior y sancionó una posición adelantada de Marques en favor del Madureira.

"No quiero comentar nada ahora. Sólo digo que no entendí nada", declaró el futbolista a periodistas tras el final del partido.

Temas relacionados: