Marzo 25, 2013

Selección de Estados Unidos tendrá el gran reto de jugar en el estadio Azteca

"Estamos emocionados por jugar en el estadio Azteca a 2.240 metros sobre el nivel del mar contra México y podremos comprobar cómo estamos", dijo Klinsmann en una conferencia de prensa.

Estados Unidos llegó el domingo a la Ciudad de México para el partido en la tercera jornada del hexagonal de la Concacaf que dará tres boletos directos al Mundial y uno para repechaje contra Oceanía y según el entrenador del conjunto, están preparados para luchar.

"Respetamos a México, pero venimos a luchar", comentó el técnico que confirmó la ausencia por lesión del centrocampista Jermanine Jones, a quien consideró como uno de los líderes del conjunto, pero sustituible por figuras de calidad.

"Aún no tengo la alineación, prefiero darla antes del partido, pero tengo buenos jugadores", dijo.

El estratega elogió hoy al goleador mexicano Javier 'Chicharito' Hernández, del Manchester United de la Liga Premier inglesa, quien el pasado viernes convirtió los dos goles de México en el empate 2-2 ante Honduras y llegó a 30 goles con la selección.

"Es uno de los mejores del mundo, por algo está en un equipo grande, juega muy bien y debemos cuidarnos de él", reconoció el alemán que tiene a los estadounidenses en el segundo lugar con tres puntos, uno menos que el líder Honduras.

Klinsmann desmintió que hubiera mal ambiente en la selección, lo cual han manejado medios estadounidenses y pronosticó que mañana saldrán a aprovechar la oportunidad en el Azteca, donde vencieron a los mexicanos en un amistoso en agosto pasado.

Al referirse a una protesta de Costa Rica ante la Fifa porque el partido que perdieron el viernes ante los estadounidenses fue con un clima pésimo, con mucha nieve, el seleccionador dio poca importancia al asunto, recordó que ambos conjuntos estuvieron de acuerdo en jugar, pero los costarricenses protestan porque perdieron.